Autor foto: Antonio Maestre Ballesteros

En el día en el que la Torre del Reloj acapara con sus últimas 12 campanadas del año la despedida del viejo y la llegada del nuevo, mostramos como homenaje al secular monumento esta curiosa fotografía en la que, una perspectiva  inédita, permite admirar la belleza arquitectónica que confina su airosa figura, enmarcada entre el verdor perenne de un ciprés, o las cimas verdosas de dos enigmáticas y esbeltas palmeras de un recóndito y desconocido oasis urbano.

Con ella deseamos a todos los lectores de Aguilar Digital un Feliz Año 2013

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

Foto Curiosa: Amaneceres de película

En los meses fríos con noches largas y anticiclón persistente hace acto de presencia la niebla que cubre nuestros campos y río, y en ocasiones se encumbra hasta lo más