La “subasta de gallos” cierra la Feria de San Miguel

La popular “subasta de gallos” puso en la noche de ayer el colofón a la Feria de San Miguel del 2021. Una celebración que se ha desarrollado dentro de los amplios  márgenes de movilidad que permite el actual estado de la situación sanitaria, por lo que podríamos calificar la Feria de normalidad, aunque con ciertas restricciones y recomendaciones.

De esta forma se ha repuesto la ancestral tradición que se ha visto interrumpida por el Covid-19 en el pasado año, y que ha retornado con las formas y características que le son propias. Entre los numerosos eventos y actividades que han conformado el programa de actos están los clásicos de la Novena al Cristo de la Salud, conciertos, actuaciones, actividades infantiles, etc., resaltando en esta edición la inauguración de la glorieta del Barrio Bajo que acoge un monumental gallo como distintivo y homenaje a la ancestral celebración festiva.

Y como manda la tradición, la subasta en la puerta de la iglesia marcó el punto álgido de la noche del 29 de septiembre en la calle de San Cristóbal, iniciándose las pujas a las 21,15 horas para aprovechar el tiempo disponible, ya que las restricciones de horario obligaba a concluirla a las 3, 30 de la madrugada, cuando la costumbre es que dura hasta el amanecer del día 30.

Por ello, la cofradía había pedido que se redujesen las donaciones pues no daría tiempo a sacar a almoneda todo el género. Aun así, han sido infinidad de productos los que se subastaron, entre ellos, los clásicos gallos que este año han sumado 30 ejemplares. El ambiente fue magnífico en todo momento y hubo muchísimo público asistiendo y participando en las ofertas.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas