Foto Curiosa: un maravilloso guardián de nuestra Torre del Reloj

La Buganvilla es una de esas plantas trepadoras que se convierten en una auténtica dama con la llegada del verano. Una majestuosa planta con flor que, con la llegada de los meses cálidos, comienza a regalar su imponente belleza y que si se cuida puede mantener su floración también en invierno. Solo así podremos disfrutar de esas brácteas de colores tan espectaculares como el fuxia, el naranja, el rojo o el amarillo. Solo así podremos gozar de una planta trepadora que, sin pedir mucho, es un auténtico regalo para la vista.

Esos colores que vemos sobresalir sobre sus hojas verdes en realidad no son su flor sino, más bien, las brácteas que protegen la auténtica floración (de pequeño tamaño y blanca).

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

Foto Curiosa: Amaneceres de película

En los meses fríos con noches largas y anticiclón persistente hace acto de presencia la niebla que cubre nuestros campos y río, y en ocasiones se encumbra hasta lo más