El edificio de los Desamparados se denomina ya Auditorio Sebastián Valero

Un emotivo e histórico acto ha constituido el protocolario evento de inaugurar el nombre otorgado al edificio de la antigua iglesia de los Desamparados, situada en la plaza de  la Silera, que desde hoy se denomina Auditorio Sebastián Valero en homenaje y memoria perpetua del celebérrimo autor del himno de Aguilar de la Frontera.

Así lo acordó la Corporación Municipal en Sesión Plenaria y lo ha hecho efectivo la alcaldesa, Carmen  Flores, quien, acompañada por otros ediles y familiares del recordado director de la Banda Municipal de Música, han presidido el ceremonial llevado a cabo en la puerta del referido edificio.

También ha estado presente Antonio Pino, rector del casino “La Amistad”, entidad  promotora del expediente que avala tal nombramiento siguiendo las premisas recogidas en el Reglamento de Honores y Distinciones del  Ayuntamiento de Aguilar. No podían faltar a esta convocatoria las dos instituciones musicales que llevan por bandera el nombre de don Sebastián Valero, como son la Banda Municipal de Música y la de Cornetas y Tambores.

Y, como no podía ser de otra forma, la música ha capitalizado gran parte del acto, sirviendo de preámbulo a las intervenciones  tanto de la alcaldesa, que ha hecho público el acuerdo plenario, el del presidente de “La  Amistad”, que ha señalado los motivos que llevaron a solicitar este reconocimiento, y cerrando el turno de palabras, ha sido el hijo mayor, Luis Alberto Valero, quien, en nombre de toda la familia y evocando el recuerdo de su progenitor, ha agradecido a las autoridades y al pueblo de Aguilar esta distinción y homenaje a su padre.

El rotular con el nombre de Auditorio Sebastián Valero el edificio de los Desamparados marca sin duda el cenit  de los merecidos reconocimientos que el pueblo de Aguilar debe a un gran músico y compositor, creador del himno aguilarense y ferviente promotor de la cultura musical del pueblo durante décadas. Aguilar ha honrado hoy, y se ha horrado con ello, a un jienense de nacimiento y aguilarense de convicción, que fue nombrado Hijo Adoptivo de Aguilar y recibió la Medalla de Oro de la localidad por su probada fidelidad al pueblo en el que desarrolló su carrera profesional y cimentó su familia.   

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas