Como cada 16 de agosto, la ciudad de Aguilar vive la jornada en la que se renueva la tradición que ampara el atardecer claro de un  cielo que regala una leve tregua al calor tan habitual de estas fechas en la campiña cordobesa. Merced a la ancestral costumbre Más >