La lluvia que echó el cerrojo a las procesiones del Jueves Santo en Aguilar no condicionó, por el contrario, a las del Viernes Santo, que pudieron completar sus recorridos sin incidencias de importancia. Nada más comenzar la Madrugada cesó los chubascos y, aunque la luna de parasceve estuvo escondida en Más >