Medio siglo hace que se tomó esta fotografía, un Viernes Santo en el que la lluvia atenazó la   procesión del Nazareno  a lo largo de todo el recorrido, llegando incluso a caer varios chaparrones como delatan los mojados adoquines. En este momento el paso Más >