Coincidiendo con las vísperas de la Romería 2012, retrotraemos nuestras imágenes vividas al año 1981, para mostrar gráficamente cómo se vivió por el grupo de jóvenes que constituirían años después la  Hermandad de los Jóvenes Romeros, aquel primer año de romería.

Han pasado ya 30 años desde que se tomaron estas fotografías, y sin duda,  muchos de los que aparecen en ellas, algunos rondan ya los cincuenta  de edad, sentirán verdadera añoranza de unas vivencias personales irremplazables,  que  la pátina del tiempo va consagrando como una de las páginas más remotas  de la aún incipiente historia de  esta fiesta popular.   Tres décadas de romería han generado la solera emocional  y devocional  suficiente para  garantizar la supervivencia de una  tradición tan enraizada que forma parte  también de la historia vital de muchos aguilarenses.