Por segundo día consecutivo los ancianos del Centro de Día de Mayores no han accedido a las instalaciones del  Centro en protesta por el recorte de horario que se ha impuesto durante los meses de julio y agosto. Durante toda la mañana han estado concentrados en las inmediaciones de la Torre del Reloj protestando por el recorte que supone el limitar el uso de las instalaciones durante esos meses.

Consideran que es una burla el que se argumente que tal recorte obedece a un  ahorro de energía, y proponen otras medias que podrían aplicarse para rebajar el gasto de luz, sin necesidad de tener que cerrar o limitar el uso y disfrute del Centro por los usuarios.