CALLE GRANEROS 

Su origen se remonta a la delimitación de la “Cuesta dela Parroquia”, compartiendo ambas calles emplazamiento geográfico y umbral histórico. Podemos apostillar que esta calleja no existía con anterioridad a la última década del siglo XVIII. Su reducido y angosto trazado se originó como consecuencia de la demarcación de la nueva calle de subida a la iglesia tras el derribo de la Puerta Real, las Carnicerías y la Cárcel antigua, en los años finales del citado siglo. Esta alineación provocó la división  del solar de la antigua Plaza Mayor, dejando abierto un acceso para entrar al alhoril o granero del Duque, situado al Oeste de la Plaza. Estas circunstancias determinaron la formación de la callejuela que ha perdurado hasta nuestros días.

El origen de la antigua Plaza Mayor de Aguilar es tan remoto como el del propio callejero de la villa intramuros, del que formó parte durante muchos siglos. Son innumerables los datos y noticias fechadas en el siglo XVI y siguientes, que describen los elementos arquitectónicos que existían en este lugar en esa época, entre ellos, tiendas y edificios como: el Pósito;la Cárcel;  la Sala Capitular; Carnicerías; Alhoril del Duque; escribanías, etc. 

y todos de mancomún por escritura que otorgaron se obligaron pagar a Juan Gómez de Zafra, vecino de esta dicha villa, diez ducados del alquiler de una casa tienda en esta villa en la plaza de ella, linda con tienda de Gaspar de Ávila, escribano público de esta villa y la puerta que llaman del Mercado…[1]    

 También acogió en el centro del recinto un pozo que surtía de agua al vecindario de la villa. El cuidado y conservación de este elemento supuso una de las mayores preocupaciones para los regidores, como testimonian las abundantes referencias documentales que existen sobre la cuestión: 

Descárguensele novecientos y seis maravedí que pagó a Alonso de Carmona de medio caiz de yeso que dio para adobar el pozo de la plaza y demostró que trabajó en el solo un día, del agua que se gastó, mostró licencia de Francisco F, su fecha ocho diciembre de 1582[2].   

En el espacio geográfico que ocupa actualmente la calle Graneros existió, hasta finales del siglo XVIII, la embocadura de una desaparecida calleja, denominada de las Carnicerías, que confrontaba con el propio granero del Duque. Así se registra, por ejemplo, en una escritura de arrendamiento fechada en 1612: 

….cobrar nueve reales de la almoneda usual por razón del arrendamiento y alquiler de una casa en la calle de las Carnicerías, linde con el dicho alhoril de su Excelencia,  y con las dichas carnicerías para vivir en ella un año….[3].    

El Catastro de Ensenada aporta detalles pormenorizados de los edificios públicos que integrabanla Plaza Mayor, con anterioridad a que ésta fuese parcialmente derruida para la realización de la subida a la iglesia parroquial: 

                                                    Plaza Mayor  

El Consejo de esta Villa tiene una casa cárcel en la plaza pública de ella, que confronta por ambas partes con la muralla del castillo, se compone de alto y bajo, tiene treinta y dos varas de frente y diez de fondo. 

Otra casa carnicería en dicha plaza que confronta con la muralla por una parte y por la otra con el granero del Excmo. Duque de Medinaceli, se compone de solo bajo y dos salas, tiene de frente dieciocho varas y ocho de fondo. 

Otra casa en la dicha plaza, que confronta con la dicha muralla por una parte, y por la otra con el arco que sirve de puerta a la plaza, se compone de alto que sirve de sala Capitular y de bajo que sirve de posito, tiene diez varas de frente y trece de fondo[4] 

Podemos deducir, al contemplar los edificios conservados, que dicha demolición afectó, fundamentalmente, a las Carnicerías, Cárcel, arco dela Puerta Realo del Mercado, y algunas tiendas y edificios que por su situación obstruían la alineación proyectada para la nueva calle de subida a la iglesia.

La referencia documental más antigua sobre la actual calle Graneros se fecha en 1821[5]. En el padrón de ese año aparece registrada con el nombre de calleja de Jesús, comprendiendo un total de siete edificios. Al conocer la composición social de sus primeros moradores, descubrimos que coincidieron viviendo en la misma tres esquiladores. También es significativo que desde ese tiempo aparezcan censados en ella las personas que ostentaban los cargos y oficios de alguacil, sereno, y pregonero. Esta circunstancia se justifica por haberse conservado en el lugar algunos de los edificios de la antigua Plaza Mayor que sirvieron de aposento a las cinco escribanías existentes y otros oficios públicos.

A partir de una fecha que no podemos precisar pero que debemos situar en  los años centrales del siglo XIX, dejó de registrarse en los padrones de habitantes, posiblemente por la pérdida total de sus vecinos, o por ser muy reducido el número de éstos, contabilizándose con los de la calle Jesús. La reincorporación de su nomenclatura al callejero de Aguilar se produjo en los años finales de la década de 1990. Por ese tiempo fue rotulada con el nombre de calle Graneros, que mantiene en la actualidad. 

                                                                                                                                         NOMENCLATURAS 

CALLEJA DE JESÚS: responde a la primera nomenclatura  que ostentó la calle, y en ella se reflejaba, por un lado, su precariedad urbana al tratarse de una vía de escasa longitud y reducida anchura, y por otro, su ubicación geográfica en las inmediaciones de la calle Jesús, a la que estaba y permanece unida. 

CALLE GRANEROS: hace referencia a uno de los edificios más vetustos que se han conservado de la antigua Plaza Mayor de Aguilar -los denominados Graneros del Duque-, destinados a almacén del grano que los pecheros pagaban por el arrendamiento de las tierras al señor de la villa. Aún se puede admirar, como frontera de la actual calle, parte de la fachada del antiguo Alhoril incrustada entre las casas que se levantaron posteriormente.  

[1] AH PC. Oficio 1, Fernando de Herrera 1612, Sig. 6046.

[2] AMA. Cuentas de Cabildo 1502 -1601, Leg. 373.

[3] AHPC. Oficio 1, Fernando de Herrera 1612, Sig. 6046.

[4] AMA. Catastro de Ensenada – seglares, Leg. 397.

[5] AMA. Padrón de Habitantes 1821, Leg. 210.