La buena climatología ha marcado la mañana del domingo, convirtiéndose en un aliado especial para el centenar de senderistas que han participado en la Ruta de las Lagunas de Aguilar, actividad programada por el Club Ciclista Aguilarense y el de los Jóvenes Aventureros de Montilla.

Con un cambio importante sobre el recorrido previsto, debido a las lluvias caídas en los últimos días, se inició a las 8,30 de la mañana la ruta desde el final de la calle Ancha, continuando por la carretera de Puente Genil hasta el ramal de la laguna, abandonando este por la vereda de Metedores hasta el viaducto del tren, donde se pudo disfrutar de una impresionante vista de Zoñar bajo la luminosidad de primeras horas de la mañana, imagen que cautivó, sobre todo, a los participantes de la vecina localidad de Montilla que no conocían la belleza de este espacio natural.

Transcurrió la ruta desde este punto por la rivera del humedal hasta alcanzar el Centro de Recepción de la laguna, donde, tras visitar la exposición permanente, se ofreció un suculento desayuno preparado por los Jóvenes Aventureros. Tras el descanso se reanudó la marcha que subió por el arroyo del Moro hasta el camino del Malpica, siguiendo este hasta el cortijo de Heredia. Tras un pequeño avituallamiento líquido en este lugar, y disfrutar del radiante esplendor del campo tras las copiosas lluvias caídas, se tomó dirección al cortijo de San Cayetano, donde enlazamos por la Vereda de los Pinos hasta el inicio del Cerro de las Albarizas.

La subida de las Albarizas fue uno de los tramos más duros del recorrido, divisándose desde esta cima la laguna del Ríncón, a la que no se pudo acceder por causa del abundante barro existente en sus inmediaciones. Desde la Albarizas se bajo hasta el camino de las Minas, y por este se llegó nuevamente a Aguilar sobre las 2 de la tarde. Ya en el pueblo, el nutrido grupo visitó la Torre del Reloj y Plaza de San José, concluyendo el recorrido en la nave del polígono de la Huerta Zurera, donde se celebró la comida de convivencia que se prolongó hasta bien entrada la tarde.

Tras desgastar una suculenta comida, el Club Jóvenes Aventureros agradeció al Club Ciclista de Aguilar la organización de la ruta entregándole una placa de recuerdo. Con este acto se dio por concluida una magnifica jornada de senderismo que, sin duda, va a ser recordada durante mucho tiempo. Desde el Club Ciclista agradecemos a todos la colaboración prestada y especialemnte a Proctección Civil de Aguilar que nos acompañó entodo el recorrido.