Varios vecinos de la Barriada del Carmen denuncian la suciedad que se concentra en el callejón existente tras el kiosco ubicado junto al edificio Benevides, al convertirse esta esquina en una cloaca o water público para muchos de los jóvenes que se concentran en esta zona durante las noches de los fines de semana. Orines y escrementos son los dos elementos más abundantes y ususales en el lugar  cuando amanece el nuevo día. 

Esta circuantancia provoca que durante todo el verano pasado el hedor que desprendía la traasera del kiosco fuese insoportable para los vecinos y personas que transituban por la acera. Situación que se ha visto mejorada tras las últimas lluvias, pero que persistierá si el Ayuntmiento no toma medias que eviten el acceso a este rincón oscuro con tal fin.