Los prieguenses acudían a Aguilar de la Frontera con la intención de puntuar, ante un rival que hasta el momento no conocía la victoria, pero a la postre claudicó ante un Aguilarense que tuvo el dominio del juego en la mayor parte del tiempo reglamentado.
Los locales se pusieron por delante en el marcador a la media hora de juego, gracias al lanzamiento de pena máxima materializado por Ismael.
Antes del descanso, el Aguilarense daba un mazazo a los de Priego con el segundo tanto, obra de Joni, que empezaba a aclarar el camino de la primera victoria local, y eso que prácticamente desde los primeros compases del partido se quedó con un jugador menos por la expulsión de Paco.
El Priego era incapaz de ver puerta y a poco de iniciarse la segunda parte se igualaban los efectivos por la expulsión del prieguense Cholo.
A la media hora de juego del segundo acto, el local Álvaro dejaba prácticamente sentenciado el duelo, marcando el tercer tanto para el Aguilarense.
Pero el Priego no iba a arrojar la toalla y en los minutos finales fue capaz de recortar diferencias, gracias a los tantos de Cristofer, que llevaron el nerviosismo a la parroquia local, que suspiró con el pitido final al verse cerca del empate.
Dos goles que solo sirvieron para maquillar el resultado para un Priego que no termina de asentarse en la categoría, y que una semana más se mantiene en la zona baja de la clasificación, con tan solo tres puntos en su casillero.
De cara a la próxima jornada, la Ciudad Deportiva “Carlos Machado” vivirá el duelo comarcal, con la visita del Almedinilla, un equipo que ha ido de menos a más, asentándose en la zona media de la clasificación. Un partido de la máxima expectación, en el que estarán en juego más que tres puntos.

Noticia dle Priego Digital