El concierto extraordinario que ofreció la Banda Municipal de Música en el auditorio de la Iglesia de los Desamparados, en la noche de ayer domingo, se convirtió en el pórtico sonoro de la víspera de la Noche Buena. El concierto estuvo arropado por numeroso público que llenó el recinto, y se mostraba expectante ante una velada que se esperada cargada de sones navideños.

No defraudó la Banda, y ya desde el inicio con la interpretación del “Pequeño Tamborilero” marcó el nivel de calidad interpretativa que se mantuvo con el resto de piezas, entre las que se pudo disfrutar de los villancicos más clásicos y celebres de la historia de lña Músical, como : “Aderte Fidelis”, “Ingle Bells”, “Noche de Paz” o “Dios ha venido” de Haendel. La completa y compenetrada Banda dirigida por, Luís Alberto Fernández Pericet, interpretó magistralmente varias piezas de la “Rapsodia sobre temas navideños” de Sebastián Valero, piezas que fueron muy aplaudías por el público, y con las que se puso de relieve al altura compositiva del recordado director de la Banda.

Como colofón del concierto, se interpretó un amplio popurrí de villancicos populares que hicieron vibrar de emoción a los presentes, y con los que se colmó de espíritu navideño al monumental espacio cultural. El público respaldó la calidad del concierto con una larga ovación que puso fin al acto.