Más de un mes llevaba vertiendo el agua que supura el Cerro de la Membrilla a través del campo de futbol antiguo en la avenida de Córdoba, a la altura del cruce de la calle Candelaria y San Cristóbal, hecho que había provocado la caída de varias personas mayores al atravesar la antigua carretera. Ante esta situación los propios vecinos optaron por tomar la iniciativa, ante la falta de interés del Ayuntamiento, y colocaron un tubo que canalizaba dicha correntía de agua hasta la Fuentecita.

La fuerte lluvia caída los  días pasados había provocó la ruptura del tubo, lo que volvió a crear el problema, y esta vez agrandado ya que el caudal de agua es mayor. A pesar de  ello, y de que prácticamente un arroyo corría por la calzada de la calle, provocando salpicaderas al paso de los coches y riesgo para los viandantes, el Ayuntamiento no ha tomado ninguna medida urgente para evitarlo, lo que ha obligado a que sean los propios vecinos los que den solución al problema colocando un nuevo tubo de mayor diámetro, tomado de las obras de la Calle Tejar, y abriendo una zanja que canalice el agua hasta la entrada del tubo, obras que han realizado esta misma mañana, mostrando sus quejas ante lo que ellos consideran un total desinterés de Ayuntamiento por esta zona del pueblo, ya que señalan que ,“si dicho problema se hubiese dado en la calle Moralejo se hubiese solucionado al instante”.