Autor: Antonio Maestre Ballesteros

CALLE MANUEL LÓPEZ  “EL CHIVATA” 

Aunque esta nomenclatura haya sido adjudicada recientemente, el tramo o trayecto que ocupa corresponde a uno de los viales más antiguos del primitivo callejero extramuros, cuya demarcación puede fecharse en los siglos XIV o XV. Tal como hemos conocido en el estudio de la calle Virgen del Soterraño (antigua calle Moreno), ésta prolongaba su calzada por el lateral de la ermita de Santa Brígida hasta ocupar el primer tramo de la calle los Moros. Cuando se ocasionó la reorganización de ambas calles, circunscribiéndose a sus límites actuales, el tramo de la calle Moreno que comprendía el lateral de la iglesia pasó a formar parte del trazado de la calle Manzanares.

El acusado desnivel sobre el que se asienta la nave del templo, dedicada ala Virgendela Aurora, permitió construir bajo ésta una cámara funeraria para los cofrades, cuyo acceso exterior se ubicó en el lateral Norte de la iglesia. Esta bóveda se utilizó como almacén de las piedras de cantería destinadas a la torre campanario que no fueron utilizadas por quedar ésta inconclusa. En dicho lugar se estableció la sede social dela Peña Flamenca“Curro Melena” en la década de 1970, y en él permanece en la actualidad. Coincidiendo con el Veinticinco Aniversario de la fundación, celebrado en 1999, la referida Entidad solicitó al Ayuntamiento que rotulase con el nombre de Manuel López Zurera “Chivata” el tramo de calle que ocupa el lateral del templo donde se ubica la peña, en reconocimiento a la trayectoria que ha tenido este cantaor local en favor del cante flamenco en Aguilar, siendo un destacado intérprete y aficionado. El Ayuntamiento accedió a la solicitud y adjudicó dicho nombre al tramo comprendido entre las calles Santa Brígida y Moros. 

                                             NOMENCLATURAS

 

CALLE MANUEL LOPEZ ZURERA “CHIVATA”. Manuel López Zurera nació en Aguilar en 1928, en el seno de una familia humilde vecina de la calle San Cristóbal. Fueron sus padres José López y Remedios Zurera. Desde su infancia -vivida en las calles del Barrio Bajo-, sintió una gran afición por el cante flamenco, puesta de manifiesto a lo largo de su vida con una importante dedicación ala PeñaFlamencaCurro Malena, de la que fue fundador junto a otros aficionados del pueblo.