Para datar cronológicamente esta curiosa fotografía debemos remontarnos a los primeros años de la década de 1950, y para situarla geográficamente emplazarla en la escalinata de la puerta principal de la Parroquia del Soterraño. Como es fácilmente apreciable, se trata de un grupo de niñas y jóvenes pertenecientes a alguna congregación religiosa femenina de las que proliferaron durante los años de posguerra en nuestro pueblo auspiciadas por el clero local.

Como todo grupo de adoctrinamiento o formación católica, no falta en el mismo el cura garante de la dirección espiritual del grupo, destacando también en la foto una pequeña imagen de “la Virgen Niña” que pudo ser adquirida en alguna tienda de imaginería religiosa con el fin de identificar a esta asociación.