Sobre el origen de los cultos al Cristo de la Salud y la Feria de San Miguel

Las tres ferias de Aguilar: Real, San Miguel y la Rosa, cuentan en sus orígenes con un vínculo religioso, que en el caso de la Feria Real y la de la Rosa llegó a desaparecer con el paso de los años, perdurando en la actualidad sólo en la de San Miguel, en la que la novena al Cristo de la Salud sigue constituyendo el eje celebrativo de la feria, y el epicentro de los actos que con tal motivo se celebra, entre ellos la popular subasta de gallos.

Rastreando las noticias históricas sobre la vinculación de los cultos al Cristo con la fecha del día de San Miguel, hemos hallado algunos apuntes en el Libro de Obvenciones de la Parroquia del Soterraño que permiten formular la hipótesis de que dicha celebración cultual arranca en el primer tercio del siglo XVIII, y que posiblemente en esa fecha y hecho hay que situar también el origen de la Feria del Barrio Bajo.

Como es conocido, el origen cultual a esta Imagen arranca en el año 1611 con la construcción de la pequeña ermita en la calle San Cristóbal, tras el hecho milagroso que le imputa la curación del contagio de la peste que asoló la población en esos años. Desde ese tiempo se debió proyectar unos cultos a la Imagen de los que no tenemos constancia documental, ya que no se conservan los libros de Obvenciones del siglo XVII. El primer libro de estas características archivado inicia sus apuntes en el año 1726, y ya en esa fecha se registra un apunte con referencia al Cristo, indicando que se celebró una fiesta al mismo el día 28 de octubre, y que ésta fue costeada por su mayordomo.

Al año siguiente los cultos se celebraron el día 26 de septiembre, y consistieron en una Fiesta en la ermita con vísperas, sermón y procesión, que costaron 66 reales. Es en el año 1728 cuando se constata que se celebra por primera vez la Fiesta del Cristo en el día 29 de Septiembre, día de San Miguel, pero este hecho no tendría continuidad, ya que al año siguiente el mayordomo del al ermita e Imagen, Bernabé Jiménez, celebró los cultos en día 27 de septiembre, y en el año 1730, volvieron a celebrase en el mes de octubre.

Esta variación de fechas se mantendrá hasta el año 1732, a partir del cual, la Fiesta del Cristo de la salud se sitúa en el día 29 de septiembre, y tal como indica el apunte del año 1737, consistía en ” Fiesta en el Santo Cristo dela Salud el Día de San Miguel con víspera, sermón y sin procesión” . Se desconoce por ahora porqué se consolidaron estos cultos en este día, cuando lo lógico sería que estuviesen dedicados a la imagen del Arcángel San Miguel.

Como es conocido o, en la ermita se conserva una interesante talla del arcángel, pero no sabemos si es originaria del lugar o procede de la desaparecida ermita de San Cristóbal. Lo que sí es admisible es la vinculación de los cultos al Cristo en el día de San Miguel con el origen de la Feria que se debió instaurar también, al igual que ocurrió con la de la Rosa, en el primer tercio del siglo XVIII. En ambos casos se emplazó la feria en la puerta de las ermitas en la que se celebraban los cultos, como promoción de los mismos y para aprovechar la asistencia de personas a los mismos, circunstancia que se mantiene en la actualidad.

Antonio Maestre Ballesteros

 

o