Corría el año 1977 cuando aconteció el momento  que recoge la fotografía. Se trata de un acto que supuso un importantísimo revulsivo social y económico para nuestro pueblo, ya que se entregaban más de cien viviendas públicas que daban origen a una nueva barriada, el Cerro Crespo, que medio siglo después constituye, con sus tres fases construidas,  una de las zonas más pobladas del casco urbano de Aguilar.

La ceremonia de entrega de las llaves se llevó a cabo en la misma barriada, y a ella asistió, además del delegado gubernativo, el alcalde en funciones Manuel Llamas Luque, así como todos los adjudicatarios y familiares, viviéndose momentos de gran alegría y emoción por  todos los beneficiarios de las nuevas viviendas.