Esta situación presenta desde el pasado viernes la calle Hormigosa a la altura de los contenedores de basura. Un montón de escombros depositados en la acera impiden el paso de los peatones. 

 De estas situaciones solemos responsabilizar a políticos, municipales, etc. para, de alguna forma, salvaguardar la conciencia ciudadana colectiva. Pero sin duda, el único responsable de ésta y otras situaciones similares que se producen con los colchones, muebles, etc, acumulados junto a los contenedores, es la falta de civismo que practicamos asiduamente muchos ciudadanos de Aguilar. Es más fácil dejarlos en la vía urbana que trasladarlos al Punto Limpio o llamar al Ayuntamiento para que los recoja a domicilio.