Apenas unos minutos después de que el sindicato UGT y la patronal agraria –representada por Asaja y COAG- firmaran ayer “un preacuerdo” para el convenio colectivo del campo cordobés, el secretario general del Sindicato Provincial Agroalimentario de Comisiones Obreras (CCOO) de Córdoba, Rafael Estévez, anunció su intención de mantener sus reivindicaciones para conseguir un convenio “digno y sin pérdida de derechos para los trabajadores”.

A juicio del responsable de CCOO, el preacuerdo suscrito durante la reunión de negociación del Convenio Agropecuario de Córdoba celebrada ayer trae consigo “graves perjuicios para los 70.000 trabajadores del campo”, por lo que la organización anima a todos los jornaleros a participar mañana en las tres manifestaciones que saldrán a las 9.00 de la mañana y de manera simultánea desde Nueva Carteya, Espejo y Montalbán, con dirección a Montilla.

Para CCOO, “la propuesta de la patronal, independientemente de la reducción que se asumía en cuestiones como licencias, plus de transporte, plus de fitosanitarios o incapacidades temporales, supone que el personal que realiza labores en el campo cobrará e integrará el incremento salarial, que debería haber consolidado en 2012, en el año 2016″.

“A esto hay que añadirle el agravante de que la jornada laboral se amplia, para casi la totalidad del personal eventual, en dos horas más de trabajo efectivo semanales”, dijo Rafael Estévez, quien se mostró convencido de que estas medidas supondrían “un aumento de la jornada y una congelación salarial de cuatro años”.

“En definitiva, esta propuesta supone que para el año 2014 el personal eventual con menor salario vea reducido sus ingresos diarios en 3,67 euros respecto a lo que cobraría aplicando el actual convenio en vigor, es decir, el coste de la hora de trabajo se reduce en más de un 8 por ciento”, explicó el dirigente de CCOO.

Ante esta realidad, CCOO intentó ayer poner en práctica una modulación de los incrementos salariales para compensar al final de la vigencia del convenio el aumento del número de horas efectivas de trabajo, con un salario ligeramente superior al que debería haberse materializado en la tabla salarial de 2012. “Pero nos hemos quedados solos en esta reivindicación que consideramos justa”, lamentó Estévez.

De igual modo, los interlocutores de CCOO en la reunión de negociación del Convenio Agropecuario de Córdoba solicitaron mantener las redacciones de los diferentes anexos que tiene el actual convenio, sin que, a juicio de Rafael Estévez, se llegara a concretar.

“Seguiremos intentando alcanzar un acuerdo que sea más justo para los trabajadores, que no suponga una pérdida de poder adquisitivo tan elevada, pues esta propuesta, además de mermar la ya maltrecha economía de las familias del medio rural, supone una amenaza para la sostenibilidad de toda la pequeña economía de nuestros municipios rurales”, dijo el responsable sindical, para quien la patronal “ha esperado para firmar en el último momento unas condiciones que ya tenía más que pensadas y con la intención de desmovilizar al campo”.