La chirigota de los Parosa se formó por un grupo de  jóvenes de Casas Viejas, y  fue , junto a la del  Maestro y sus Alumnos, las dos agrupaciones que reavivaron las Fiestas del  Carnaval de Aguilar de la Frontera  en el ya lejano año de 1984. Esta chirigota sería el germen también de un grupo carnavalesco que estuvo sacando chirigotas durante más de una década, alcanzando todas ellas grandes éxitos de  la mano de Rafael Ríos, “Rauña”.