Explorar00057Uno de los elementos menos conocidos de los que han existido en el Paseo de las Coronadas es el denominado “Castillito”  que se levantó en la zona que ocupa el actual Kiosco-Bar, y que realmente era un palomar. Se construyó en el año 1930 por iniciativa del alcalde Alfonso Berlanga, y se mantuvo en pié tan solo una década, ya que en 1940 fue derribado por el alcalde Vicente Romero, por considerar que no respondía a la estética del paseo.

La fotografía que mostramos debió tomarse en torno a 1938 o 1939, y en ella se muestran posando junto al “Castillito” un grupo de militares, siendo los dos de los extremos los hermanos Marcelo y Carlos Romero Carrillo de Albornoz.