ventura11El cenit del nuevo periodo o ciclo de auge de la Semana se vislumbraría en la década de los años Noventa del pasado siglo XX con infinidad de proyectos que se materializarían a lo largo de ese tiempo, especialmente la fundación de nuevas cofradías. La de la Virgen de la Paz iniciaría sus avatares históricos en 1993 auspiciada por un semillero de jóvenes cofrades encabezados por José Antonio Carrasco Valle.

El proyecto se cimentó sobre el culto a una antigua imagen procedente de las atarazanas de la Parroquia del Soterraño que se puso bajo la advocación de María Santísima de la Paz. El beneplácito del párroco Lorenzo Hurtado a la nueva hermandad condicionaría también en parte su incardinación en la Semana Santa, siendo erigida finalmente en la parroquia del Carmen, en la capilla de Jesús Caído, con el que compartiría también día procesional.

Más de un lustro se mantuvo la imagen primogénita en la cofradía. Con los nuevos horizontes que se abrieron en la hermandad con la llegada a la misma de la Familia Galán, determinarían, entre otras novedades, la realización de una nueva imagen de la Virgen de la Paz,  que sustituiría a la conocida como “Virgen del Porrero”  que volvió a la Parroquia del Soterraño.

De la mano del citado sacerdote, director artístico de la hermandad, la Semana Santa de Aguilar miraría por primera vez a Sevilla para un encargo de estas características. El imaginero elegido fue Juan Ventura, conocido del sacerdote, y con el que se firmó el contrato de la hechura de la nueva imagen en el año 2.000. Fue el Miércoles Santo del 2001 cuando procesionó por primer vez por las calles de Aguilar,

Datos Biográficos

Juan Antonio González García, (nacido en Lora del Río, en la Roda Arriba Nº 41, el 31-1-1.954). Escultor de alto nivel conocido como “Juan Ventura”. Tercer hijo del matrimonio formado por D. José Mª González Zorroche y Doña Mª del Socorro García Fernández. Completo sus primeros estudios en el colegio San José de Calasanz en Lora del Río. A sus diecisiete años de edad se traslada a Sevilla para intentar matricularse en la Escuela Superior de Bellas Artes, decisión en la que tuvo mucho que ver D. Juan Martínez Liñan, Coautor en la Parroquia del Salvador en Sevilla y paisano de Lora del Río. D. Juan, amigo de la familia y sabedor de las dotes innatas del joven, le insta para que opte por este camino y desarrolle su capacidad artística. Como mecenas de las Bellas Artes, y pintor de gran talento, le introdujo en este mundo presentándole a los más ilustres artistas del momento. D. Juan Martínez Liñan, fue profesor de la escuela junto a D. Amalio del Moral y adjunto de D. Antonio Agudo, estos últimos se convertirán en sus profesores.

Juan Antonio decidió matricularse por libre, cursando sus estudios desde 1.974 hasta 1.979. Algunos profesores de la escuela marcaron de algún modo su obra, como Carmen Jiménez (modelado del natural) y Pérez Aguilera (dibujo del natural). Paralelamente a sus estudios en la escuela entró como aprendiz en el taller de D. Francisco Buiza Fernández, a quien considera su maestro en imaginería; aunque no podemos olvidar que su vocación primera no fue la de imaginero, de hecho sus principios se desarrollaron en el ámbito de la escultura profana,

Su primera obra fue el Cristo de la Sentencia (1.979), titular de la Cofradía de la Sentencia de Vélez Málaga (Málaga) a la que siguió una imagen de Santa Marta para la Sagrada Mortaja de Málaga.

A principios de los ochenta montó su taller en la calle Castellar, trasladándose por muy poco tiempo la cercana calle Hiniesta y asentándose durante muchos años en el Nº 52 de la ya mencionada calle Castellar. Actualmente tiene su estudio en la calle Reposo Nº 3-A, junto al conocido Convento de San Clemente.

En 1.981 le fue encargado por la Hermandad Sevillana de Ntro. Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras, la realización de un San Juan Evangelista. Como peculiaridad, la Hermandad solicitó que la imagen fuera colocada al lado derecho de la Virgen (algo inusual pues en todos los palios va en el lado izquierdo) y que además estuviera llorando por lo que lleva lágrimas. Esto fue debido a que el entonces Hermano Mayor de dicha Hermandad D. Antonio Fernández (conocido fotógrafo como Antonio Fernan, el cual puso a la Hermandad en con tacto con Juan Ventura) presentó un proyecto en el que al lado izquierdo de la Virgen se incluía la imagen de María Magdalena, boceto que actualmente se encuentra en el taller del imaginero.

Para Lora del Río, su pueblo natal, ha realizado para la Hermandad de la Borriquita, la Sagrada Entrada en Jerusalén, Ntra. Sra. De la Paz, San Juan Evangelista, y María Cleofás. Todos los años y si el tiempo no lo impide, el autor asiste a su salida procesional.

También, y entre otras, ha restaurado la imagen de Ntro. Padre Jesús, y el Cristo Yacente Para la Hermandad del Santo Entierro.

La última obra realizada para su pueblo ha sido el monumento al “Niño de la Huerta” y en la actualidad está pendiente el proyecto del monumento “al viejo” consolidada costumbre de reconocimiento a sus mayores en las raíces de este soberano pueblo, y que sería colocado en la concurrida Plaza de Santa Ana.

En Noviembre del 2003 recibió el primer premio en la Vienal del Certamen “Juan Sebastián Santos” de Higuera de la Sierra, con la imagen de un Niño Jesús de cuna.

paz