OLYMPUS DIGITAL CAMERAJosefina Avilés, viceportavoz del grupo de IU, trató en la pasada rueda de prensa una de las cuestiones más importantes, según dijo ella, que se han visto en los últimos plenos a nivel de obras realizadas, refiriéndose a la recepción de la Travesía  de la antigua Carretera, actual Avenida de Córdoba.

Se ha puesto así fin, dijo, a un proyecto marcado por las anomalías en el diseño y ejecución de las obras, que se han conllevado a que se haya desaprovechado la oportunidad de haber realizado la infraestructura que realmente requería una vía urbana de esta importancia, ya que es la ronda que circunda toda la población al enlazar con la Avenida Antonio Sánchez.

Recordó que IU denunció desde el primer momento las  carencias del proyecto que se iba a aprobar, deficiencias que nosotros, dijo, marcamos en cuestiones tan importantes como las canalizaciones con los tubos de 600 que se iban a poner, la falta de aparcamientos en toda la avenida con acerados exageradamente anchos, la no renovación del pavimento en todo el trayecto, el disparate de no utilizar la zona de la Menbrilla con doble  planta de aparcamiento para el Centro de Salud,  la ineficacia y mala planificación del carril bici, la exageración de pasos peatonales  y la elevada altura de éstos,  o el que las obras concluyesen en la rotonda de los pisos y no continuasen hasta la glorieta de la Cruz del Fraile.

 

Después de todos los avatares vividos y sufridos durante más de 6 años, señaló la viceportavoz, ya no solo por las carencias del proyecto sino por cómo se han realizado las obras, se nos planteó a todos los grupos en el Pleno Municipal del 2012 una propuesta de recepción que contaba con el aval de los técnicos municipales. Dicha propuesta era votar en contra de la solicitud planteada por la empresa, mientras tanto  ésta no corrigiese algunos desperfectos o cuestiones  de obra que quedaban por resolver.

La propuesta fue aprobada por todos los grupos municipales, PSOE, PP, PA, Y UPOA, menos los concejales de IU que en ese momento nos levantamos  del asiento y abandonamos el Pleno, como muestra de rechazo al proyecto de obra realizada.

Votar a favor de la propuesta de los técnicos, dijo,  conllevaba  aceptar el proyecto de obra, ya que se asumía éste y se daba por bueno, una vez que se corrigiesen los fallos de ejecución que se habían detestado.

Desde IU dejamos muy claro cuál era nuestro posicionamiento:  no daríamos nuestro apoyo bajo ningún concepto a la recesión de la obra, porque corregir algunos fallos como se planteaba, no cambiaba en nada el proyecto original que era al que IU había votado en contra.

En ese sentido ÌU valoró que se daba una contradicción muy grande entre quienes votaron que no al proyecto originario,  y ahora votaban a favor de su recepción si se corregía los fallos detectados.

Según ese acuerdo plenario las obras debían de haberse recepcionado una vez que los técnicos certificaron  que se había corregido los desperfectos. Pero no ha sido así, y de nuevo se trajo al Pleno Municipal del mes de Febrero la recepción de las obras.

Josefina Avilés señaló que en este segundo intento de recepción ha sido IU el único grupo que ha demostrado ser coherente con su posicionamiento y postura inicial, y de nuevo volvimos a levantarnos de nuestros asientos y abandonar el Pleno para no participar  en una votación  que implicaba asumir un proyecto  en el que no se nos dejó participar de ninguna manera.

La coherencia estaba en mantener la misma posición en los dos Plenos como ha hecho IU, dijo la concejala, y  no como han hecho grupos como UPOA que en el Pleno del 2012 votó a favor de los informes técnicos y en el del mes de febrero ha votado en contra, y encima quieren hacer creer que han obrado bien en esta cuestión criticando a los demás grupos.