aLa Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera (Aremehisa) inició ayer en el cementerio de Adamuz la búsqueda de restos de represaliados de la posguerra. Para ello cuentan con la colaboración de la Junta de Andalucía y el apoyo del Ayuntamiento de Adamuz, según manifestó el presidente de este colectivo, Rafael Espino. En el equipo multidisciplinar trabajan dos nietas de los represaliados que se buscan en varios puntos del cementerio, teniendo en cuenta las coordenadas de la investigación realizada.

Comentaban durante las excavaciones que sus abuelos fueron asesinados en los años de la posguerra (años cuarenta) y que eran oriundos de Granada, pero que vivían en Adamuz, aunque murieron en Sierra Morena, donde fueron detenidos por la Guardia Civil.

Bajo el lema “para que la muerte nunca tenga la última palabra”, este colectivo trata de localizar los restos de estos hombres para darles una digna sepultura por parte de sus familiares.

El alcalde de Adamuz, Manuel Leyva (PSOE), dijo ayer a este periódico durante los trabajos que se vienen realizando que “desde el Ayuntamiento estamos dando todas las facilidades del mundo para que estas mujeres localicen los cuerpos de sus antepasados”.

Las excavaciones se realizarán en varios puntos del camposanto, basándose en los estudios que se han analizado por parte de este colectivo, y durarán varias semanas. Este colectivo de recuperación de la memoria histórica apunta que “estamos seguros de que conseguiremos localizar los cuerpos de estos dos represaliados”.