repuAntonio Maestre Ballesteros

La Feria Real marca el calendario local con días dedicados al ocio y la diversión, pero también son fechas para preocuparse por una situación social que está llevando irremediablemente a los trabajadores y clases medias, en un proceso regresivo, hacia un estado de pobreza generalizado que cada día es más perceptible y evidente en nuestro pueblo.

Para los grupos políticos que participamos en la tarea Municipal la Revista de Feria nos brinda la oportunidad de reflejar la labor llevada a cabo en el último año. Desde Izquierda Unida nos sentimos razonablemente satisfechos por haber conseguido, estando en la Oposición, logros importantes que redundarán en el bienestar y calidad de vida de los ciudadanos de Aguilar. Entre ellos destacaríamos la rebaja de impuestos municipales que supondrá que 500.000 euros se queden en los bolsillos de los vecinos, el incremento de la inversión Municipal en dar trabajo a los parados que se eleva a 360.000 euros, o la propuesta de creación  del Comedor Social que permitirá atender con comida durante los meses de verano a los niños de familias en riego de exclusión social.

A esto podríamos unir infinidad de propuestas de obras que hemos planteado y que se han llevado a cabo y otras que se van a realizar en este año, entre ellas: (Calle Inesperada, Tejar, Curva San José, Cuadrillas, Parque Félix Rodríguez de la Fuente, Niños Saharauis, Pablo Iglesias, Cagona, Cronistas de Aguilar, nuevo puente que unirá el Polígono de la Soledad y carretera del Cortijo del Río, aparcamientos Teatro Español, reducción y rebaje de pasos de cebra elevados en la Avenida de Córdoba, remodelación de escaleras del Cerro, apoyo económico al Parque Agroalimentario, nuevos colectores de la Avenida de Antonio Sánchez, derribo de la antigua Residencia Municipal, Casa de la Juventud. etc., Pero esto no es suficiente.

El reto de unir la izquierda

Las políticas legislativas del Partido Popular han convertido a los Ayuntamientos en instrumentos para el empobrecimiento de los ciudadanos. La nueva Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local impuesta por el PP recorta drásticamente la autonomía de los Municipios e impide que éstos puedan actuar a favor de los vecinos en iniciativas de empleo, vivienda, servicios sociales, rebaja de impuestos como el IBI, por ejemplo, lo que convierte al alcalde y concejales en meros gestores de servicios privatizados y cobradores de impuestos.

Futuro ilusionante

Por ello el ganar los ayuntamientos para la Izquierda es prioritario para alcanzar más poder de la gente con el fin de que, por primera vez desde la Segunda República, gobierne en España la Izquierda Real y permita cambiar las leyes restrictivas impuestas por la Derecha y la Troica a los Ayuntamientos. Si no es así los alcaldes y concejales solo podrán cambiar luminarias y parchear calles, cuando lo que necesitan los vecinos y ciudadanos de los pueblos es trabajo, techo y dignidad.

Los ciudadanos reclaman la unidad de acción de la Izquierda para propiciar un nuevo proceso constituyente que supere el estado de degradación política y social en el que han sumergido a este país las políticas Neoliberales y Socialdemócratas sustentadas en la Monarquía y el bipartidismo. Una nueva Constitución Republicana recuperará para la sociedad española los derechos democráticos: (políticos, sociales y laborales). El cambio radical para devolver al pueblo el Estado Democrático y de Derecho que nos han robado puede estar cada día más cercano.