algarrobicoLa buena nueva medioambiental  que publican hoy los medios de comunicación al confirmarse que la Junta de Andalucía ejercerá el derecho a inscribir los terrenos del hotel Algarrobico, de Carboneras (Almería), a nombre del dominio público con la intención de demoler la instalación construida en el Parque Natural del Cabo de Gata Níjar, contrasta con el ocultismo existente sobre la muerte de peces en el río Cabra.

La decisión del Gobierno andaluz se produce después de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que declaraba legal la licencia de obra del hotel tras un extraño procedimiento seguido entre los juzgados en este caso..

Tras analizar esa sentencia, el Gobierno andaluz ha decidido formalizar el derecho de retracto que ya había ejercido sobre los terrenos del hotel, para lo que había hecho un depósito en la Caja Provincial de Depósitos de Almería.IMG-20140723-WA0013-cdb77

Se pondrá así fin a  una montruosidad medioambiental ya que este hotel nunca debió ser construido. IU ha obligado en el Gobierno andaluz a que se tome este acuerdo. IU viene denunciando también en Aguilar desde hace años el estado de contaminación del río Cabra por los vertidos al mismo, sin que hasta ahora se haya conseguido corregir  este delito ecológico que se sigue cometiendo de manera impune, como ha puesto de relieve nuevamente los numerosos peces muertos que han aparecido en varias zonas de la rivera del río.

La última denuncia puesta por Ecologistas en Acción de Aguilar sobre estos sucesos  espera que algún responsable de la Consejería de Medioambiente, cuyo Delegado Provincial es de Aguilar, de alguna  respuesta o explicación que aclare cómo y quien ha provocado esta catástrofe ecológica local y provincial.