antiEn los años  1950 y 1951 se intentó reponer la tradición romera de Aguilar llevando a la Virgen de la Antigua  hasta el Molino del Pili, junto a la ribera del río, donde se cobijó durante toda la jornada  bajo uno de los eucaliptos  existentes en aquel paraje,  cercano al emplazamiento de la desaparecida ermita donde se dio culto a esta imagen de la Virgen desde mediados del siglo XVI al año 1840.

Un desgraciado accidente con uno de los carros que participaron en la comitiva que volvía al pueblo interrumpió nuevamente esta celebración festiva e impidió su recuperación.