iglesia-del-cristo-de-la-salud_27749609150 años de la actual iglesia del Cristo de la Salud

En estos días de finales del mes de septiembre, en los que desde hace siglos toma protagonismo en la vida social y religiosa del pueblo la  ermita del Cristo de la Salud por los tradicionales cultos que acoge, y la popular feria que se celebra en la calle San Cristóbal, nos retrotraemos a hace 150 años , concretamente  al año 1864, fecha histórica en la ancestral devoción al Cristo de la Salud, y también en la

del templo que lo acoge, pues fue en ese año cuando adquirió las dimensiones, estética, y silueta que presenta en la actualidad.

Desde hace siglo y medio la iglesia del Cristo de la Salud, elevada a parroquia en 1954, ofrece la fisonomía que ha conservado hasta nuestros días, y que sin duda la define y singulariza en el conjunto del casco urbano, y sobre todo entre las construcciones populares de las calles del Barrio Bajo de Aguilar.

Es tiempo también para recordar al fervoroso  y desprendido presbítero aguilarense, D. Manuel Toro Palma, que adquirió la casa colindante al primitivo y reducido templo, y utilizando esta  amplió la ermita construyendo el coro y la torre campanario, que   destaca sobre el conjunto del edificio religioso, y resalta en la vista panorámica de esta parte del pueblo.

Toro Palma fue también el artífice de las gestiones para derribar la ya ruinosa ermita de la Virgen de la Antigua, situada en el paraje del río Cabra, y trasladar  la portada  y columnas de piedra blanca  que existía en dicha ermita hasta   la calle San Cristóbal, para colocarla en la nueva iglesia del Cristo que él había patrocinado.También parece  material de acarreo las puertas de madera, aunque no podemos precisar  que procedan  de  la  la desaparecida ermita de lAntigua

El marco de piedra que corona la portada, sobre el que se sitúa actualmente una cruz de forja, cobijaba originariamente el lienzo o pintura con la imagen de la primitiva Virgen de la Antigua. Además de este elemento ornamental, Toro Palma debió traer otros más desde la ermita de la Antigua, como: cuadros, imágenes, etc, pero aún están sin identificar.

En los  150 años transcurridos desde la ampliación y remodelación de la primitiva ermita, son muchos los avatares sufridos por el templo. Son  numerosas  las  obras realizadas en este siglo y medio trascurrido ,  algunas de gran importancia como las llevadas a cabo hace dos décadas, pero el templo ha mantenido inalterable la estética de su fachada, adquirida en el año 1864. Sirva esta pequeña  crónica  para recordar una efeméride que, sin duda, es de gran relevancia  en la historia devocional del  Cristo de la Salud y su templo parroquial.

Antonio Maestre Ballesteros

 

 

,