OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Antonio Maestre Ballesteros

 Cuestón de la Membrilla

Como indica la propia nomenclatura, la historia de esta calle está ligada a la existencia de la fuente y paraje de la Membrilla. Su trazado es coincidente con el del antiguo camino o servidumbre que bajaba desde el Llano del Carmen hasta dicho lugar. Este camino adquirió mayor relevancia y utilidad a mediados de la centuria del siglo XVI al establecerse el convento de los Carmelitas Descalzos en los terrenos de la antigua ermita de la Veracruz. La necesidad de abastecimiento de agua que tuvo la  Comunidad de frailes -tanto para el uso personal como para el riego de la huerta que labraban-, les llevó a realizar varias prospecciones en la zona de la Membrilla y a fabricar una fuente propia – denominada Fuente del Carmen-, situada por encima de la pública. A ambas fuentes se accedía desde el convento por el camino que ya, a mediados del siglo XVII, era considerado como calle:

…y ajustar y tapar la puerta de la Veracruz y las demás calles hasta dejar cerrada la boca de la calle que está junto al comvento de Nuestra Señora del Carmen que baja a la Membrilla…[1]

No cabe duda que la calle citada coincide con el actual Cuestón de la Membrilla, denominación que adquirió posteriormente, y en la que queda reflejada la empinada pendiente que constituye su carzada. No hemos hallado datos demográficos referidos a esta calle con anterioridad al siglo XVIII, lo que induce a pensar que, aunque estuviese  delimitada geográficamente desde siglos anteriores, las construcciones existentes en la misma no respondían a viviendas propiamente dichas, ya que no aparece su nomenclatura en los padrones de habitantes de ese tiempo. Las primeras referencias que la citan con ese nombre se fechan durante la primera mitad del siglo XVIII, tiempo en el que ya existía en este lugar varios molinos aceiteros que se han conservado hasta recientemente. En el primer tercio de dicho siglo se documenta las obras de construcción o reforma del molino de Rodrigo de Varo:

…el otorgante de esta escritura y dijo que por cuanto el otorgante ha vendido de Don Rodrigo de Varo y Varona, clérigo capellán vecino de esta villa, alguacil Mayor del Santo Oficio de la Ciudad de Córdoba, una piedra corredera de jaspe blanco de dos baras de alto y media de grueso en precio de ciento ochenta reales de vellón (……….), cantidad que ha de percivir luego que la dicha piedra esté en esta villa, la cual se obligó a poner en la dicha villa  en el molino aceitero que el dicho Don Rodrigo tiene en ella en el sitio de la cuesta de la Membrilla….[2]

El Catastro de Ensenada, fechado a mediados del citado siglo, registra este lugar denominándolo como calleja.

Juan del Villar tiene una casa en la calle Carrera de esta villa, que confronta con la de don Francisco de Palma, presbítero, por una parte, y por la otra hace esquina a la calleja que baja a la Membrilla[3].

 

El dato es lo suficientemente explícito cómo para no dejar duda sobre la identidad de la calle. La única referencia que hemos podido documentar en el transcurso del siglo XIX se recoge en los distintos padrones de apertura y cierre de campaña de los molinos aceiteros, documentos que señalan al ubicado en la calleja de la Membrilla como propiedad de Antonio Polonio[4].

Esta calleja debió de adquirir cierto protagonismo urbano en las décadas finales del citado siglo, al menos en los días de celebración de la Feria Real de la Antigua, ya que constituía uno de los dos accesos principales al recinto ferial. Sin embargo, no hemos hallado más referentes documentales sobre ella hasta el siglo XX. El padrón de edificios y solares de 1928 la registra con dos inmuebles sin numeración pertenecientes a José María Lora Lucena y Manuel Urbano Valle[5]. En febrero de 1934 se tomó el acuerdo Municipal para reparar el alcantarillado y pavimentación del Cuestón de la Membrilla[6]. Nuevas circunstancias logísticas, como la instalación del Mercado Municipal de Abastos en el paseo de la Membrilla en 1961, le otorgaron una considerable relevancia por el elevado número de personas que transitaban a diario por este lugar al convirtirse en el acceso natural al mercado desde la zona sur de la población.

Esta estratégica situación le valió para que las autoridades tuviesen un especial celo en que su calzada presentase el mejor estado de conservación posible, tal como prueban los numerosos reparos que se le efectuaron durante esas décadas. El primer y único cambio de nomenclatura que ha experimentado se produjo en 1975, al ser  rotulada con el nombre de Fray Agustín de los Reyes[7]. Por ese tiempo no contaba aún con vecinos, como tampoco los tenía en 1979 cuando la primera Corporación democrática restituyó el primitivo nombre de Cuestón de la Membrilla[8]. Fue a partir de la década de 1990 cuando inició la evolución que está experimentando actualmente, a raíz de levantarse en los solares de los molinos varios bloques de viviendas.

NOMENCLATURAS

CUESTÓN DE LA MENBRILLA: a partir de una fecha que no hemos podido concretar, pero que podemos situar en torno a los años finales del siglo XIX o principios del XX, aparece en el callejero de Aguilar la utilización del vocablo cuestón para designar dos antiguas callejas, la del Duque y la de la Membrilla. El empleo de esta denominación se justifica con la pronunciada pendiente por la que discurre ambas calles, causada por la orografía del terreno sobre el que asientan sus calzadas. La nomenclatura de la Membrilla la toma de la cercana fuente de dicho nombre, y por ser el lugar hacia donde se dirigía el camino sobre el que se  delimitó la calle.

CALLE FRAY AGUSTÍN DE LOS REYES: la dedicación de esta calle a fray Agustín de los Reyes se justifica por la cercanía a la misma de la Parroquia del Carmen,  templo donde reposaron los restos del fraile Carmelita desde finales del siglo XVI hasta la década de 1920, en que fueron trasladados al convento de San Cayetano de Córdoba.

oba[11]

 

 

[1] AMA. Acta Capitular 30 abril 1648, Leg. 91.

[2] AHPC. Oficio Francisco de León Alejos  5 de junio de 1738, Sig. 6627

[3] AMA. Catastro de Ensenada – seglares, Leg. 396.

[4] AMA. Matricula de Molinos Aceiteros 1858 -59, Leg. 482.

[5] AMA. Padrón de Edificios y Solares 1928, Leg. 471.

[6] AMA. Acta Capitular 26 febrero 1934, Leg. 147.

[7] Ibidem. 25 abril 1975, Leg. 150.

[8] Ibid. 25 mayo 1979, Leg. 151.

[9] PALMA VARO, José. Apuntes para …,p. 342.

[10] Convento de Carmelitas del Santo Angel. Conocer Sevilla información – Grupo Arte S……E-mail: cs@artesacro.org.

[11] PALMA VARO, José. Apuntes para …., p. 342