OLYMPUS DIGITAL CAMERACon motivo de las actividades culturales y cultuales que la Comunidad Carmelita de Aguilar viene desarrollando desde hace meses por el Centenario de la muerte de Santa Teresa, se ha expuesto al culto en el templo una interesante imagen de la Santa fundadora que se conservaba en la clausura, y que era desconocida para  fieles y devotos.  Este hecho ha permitido documentar su existencia, y sobre todo saber, ya que está firmada por su autor, que se trata de una imagen salida del taller del afamado escultor e imaginero valenciano de principios del siglo XX José Romero Tena.

El hallazgo permite incrementar el amplio catálogo de esculturas religiosas  de Romero Tena  en Aguilar, que ya contaba con 10  imágenes adscritas, y además, avalar la hipótesis expuesta en el trabajo de investigación que realicé hace algunos años, en el que se apuntaba la  posiblemente existencia de más obras de este artista en Aguilar.

Como se adelantó en aquel estudio, la figura clave en la vinculación de Romero Tena  y nuestro pueblo, y el promotor de todos los encargos que salieron del taller de la calle  Alboraya 29 de Valencia para Aguilar, fue el sacerdote Antonio Galisteo.  Por los datos que conocemos, está documentando que ya en el año 1898, cuando el escultor contaba sólo con 27 años de edad, realizó las primeras imágenes encargadas por el cura Galisteo, tratándose de un San Antonio de Padua, que puede corresponder al que hoy se encuentra ubicado en la hornacina superior del retablo de San José en la Parroquia del Soterraño, o el que se conserva en una casa particular de la calle Altozano.

La primera Imagen de penitencia que realiza Romero Tena exprofeso para Aguilar puede corresponder a la actual Virgen de la Piedad, datadda en torno al año 1900, sólo como icono mariano, y al no ser del agrado de la cofradía de los Dolores para la que se realizó, pasó al oratorio del citado cura, tras ser adaptada por el propio Romero Tena como Virgen de las Angustias, incorporándole el Cristo yacente.

Desconocemos si el hecho de que en 1898 arribaran a nuestro pueblo las Hermanitas de los Ancianos Desamparados para regentar el Asilo de la calle Ancha, procedentes de Valencia, constituye el punto de conexión del citado cura y el escultor. Esta hipótesis se fundamenta en que el taller de Romero Tena realizó para las citadas monjas la imagen de la Virgen de los Desamparados de la iglesia del Llano de la Cruz. La Imagen fue costeada por Doña Socorro Núñez de Padro, y llegó a Aguilar entre los años 1908 a 1915.

Nada conocemos por ahora de quien pudo promover la hechura de esta Santa Teresa, pero no es arriesgado atribuir ese hecho a alguna donación particular promovida o auspiciada por el cura Galisteo. Desconocemos también en qué fecha concreta  pudo tallarse, aunque con toda seguridad fue en la primera mitad del siglo, ya que el escultor murió en 1958. Este hallazgo debe alertarnos de la probabilidad de que en la clausura del convento se conservasen otras imágenes de Romero Tena.

El documentar esta imagen afianza la tesis de que Aguilar es el pueblo con mayor concentración de imágenes de este notable escultor, a pesar de que de su taller salieron centenares de obras, repartidas por España y América Latina.

Antonio Maestre Ballesteros