na

Antonio Maestre Ballesteros

Polémico donativo  para la restauración de la túnica de Jesús Nazareno

Como si  del pasaje evangélico que describe el sorteo de  la túnica de Jesús en la cima del Gólgota se tratase, un acta capitular del Ayuntamiento da testimonio del crecido debate que mantuvieron los concejales de la época a cuenta de la túnica del Nazareno, para cuya restauración había solicitado al Ayuntamiento una dádiva el arcipreste parroquial.

Corría el año  1920, y el día 29 de marzo por la tarde se celebró Cabildo Municipal, reunión en la que se reavivó una polémica que había sido lidiada, y no resulta, en la Sesión anterior. La cuestión fue aplazada por los concejales de la Minoría Republicana,  fundamentando su demora  en  no aparecer como punto en el Orden del Día.

La decisión acarreó al referido partido críticas ante la desvirtuada e interesada versión que otros concejales y compañeros de Corporación habían dado del retraso provocado por los Republicanos, lo que llevaría a éstos a denunciar públicamente la  falsedad de la versión dada por sus rivales, y demostrar su adhesión a la ayuda solicitada proponiendo la cantidad de 5.000 pesetas, que parece totalmente  desproporcionada si la comparamos con las propuestas hechas por los demás grupos políticos.

Por su parte, los concejales Conservadores avalaron la veracidad del relato expuesto por los Republicanos, y centraron la propuesta de colaboración cuantificándola en 100 pesetas, la más baja de las realizadas, ya que los Liberales, representados por el concejal Romero López, elevaron su propuesta hasta 500 pesetas.

Baldomero Luque Jiménez, veterano republicano local, mantuvo la postura congruente  que tuvo en otras ocasiones en que se trató temas similares, solicitando que se desvinculase las manifestaciones religiosas de la vida Municipal, y por ello planteó que no se hiciera donativo alguno.

Finalmente, y tras someterse el punto a votación, fue acordado que la colaboración Municipal con la restauración de la túnica de Jesús Nazareno fuese de 100 pesetas.

Acta Municipal

Seguidamente se dio lectura a una carta circular en la que solicita de la Corporación una limosna para atender  los gastos que ha ocasionado la restauración de la túnica de N.P. Jesús Nazareno, y pedida la palabra por el señor Alberca Conde manifestó que había circulado la versión de que la minoría republicana se había opuesto  a que el Ayuntamiento donara ninguna cantidad a expresado fin, no siendo así, puesto que su compañero  señor Mejías Carmona únicamente se opuso a que se tratara en aquella sesión por no figurar el orden del día, pero haciendo constar que él no se opondría a que el municipio contribuyera con lo que acordara y terminó proponiendo que se donaran 5.000 pesetas.

El señor López Ruiz reconoció en el acto la veracidad de las palabras del señor Alberca, haciendo resaltar que el señor Mejías Carmona no se opuso a atender  la demanda del señor arcipreste, quedando así desmentida esa insidiosa versión, y propuso que se diera cien pesetas.

El señor Romero López, después de estar conforme con todo lo manifestado por el señor Alberca, propuso que el donativo fuese de quinientas pesetas. 

El señor Luque Jiménez, después de hacer algunas consideraciones a cerca de la precaria situación de la caja Municipal, propuso que no se hiciera donativo alguno.

En definitiva se acordó por cinco votos de los señores: López Ruiz, Rincón Tienda, Romero Pérez, Varo Pino, y el señor presidente del Ayuntamiento contribuir en la suscripción popular para atender a los gastos de la restauración de la túnica de N.P. Jesús Nazareno con cien pesetas, en contra de los Señores Alberca Conde, Romero López, y Luque Jiménez que lo hicieron a favor de sus respectivas proposiciones y que se libre del presupuesto

29 Marzo 1920.

Alcalde Leoncio Mejías