??????????

Siempre es un regalo para los sentidos, especialmente el de la vista, el deleitarse con un bonito paisaje o rincón de nuestro pueblo. Un ejemplo podría ser esta panorámica del Cerro del Castillo  en las primeras horas del día, cuando el Sol se eleva sobre   la sierra de Cabra y llena de luz el claro  y azulado cielo despejado de nubes.