a

Está documentado que la Romería de Aguilar se remonta a los años centrales del ya lejano siglo XVI. Se conoce con detalle que el origen de esta tradición festiva está vinculado al establecimiento en nuestro pueblo  de una devoción y advocación: la de la  Virgen de la Antigua, para la que se levantó en los aledaños del río Cabra una ermita donde fue entronizado un cuadro o lienzo en el que aparecía pintada la primitiva  imagen mariana.

Corría el año 1543 cuando se dio por concluida la edificación de la ermita levantada junto al cruce del camino de “Carrera Córdoba”,  en las tierras del común de propios (Ayuntamiento), siendo promotores de esta construcción Aparicio Gómez, y Diego de la Torre, y  benefactora del nuevo templo Doña María Sánchez de Lora, esposa que fue de éste último. Pronto se erigió también la cofradía  que rendiría culto a la Virgen y cuidaría de la pretérita ermita, consolidándose a partir de 1553 los cultos semanales en el templo y una Misa Mayor coincidiendo con la Festividad del Dulce Nombre de María en la fecha del 12 de septiembre.

El fuerte arraigo devocional que alcanzó la Imagen y la masiva presencia de personas de Aguilar y pueblos colindantes en la procesión que recorría los aledaños de la ermita en septiembre, transformó en romería la anual peregrinación, acto al que acudía el Clero y Cabildo de Regidores, quienes otorgaron a la Virgen de la Antigua el título de protectora especial del Pueblo. Se desconoce la fecha exacta, pero la Imagen actual fue realizada como copia de la original pintada en el antiguo cuadro o lienzo,  y pudo tallarse a finales del siglo XVI o principios del XVII.

En el siglo XVIII fue tal el auge y esplendor alcanzado por los  festejos que en 1755 el Cabildo Municipal solicitó la autorización Real para la instauración de una Feria Franca durante los días de culto y romería, constituyendo este hecho el origen más remoto de nuestra Feria Real. Distintos avatares provocaron la ruina de la ermita en el año 1842, y como consecuencia de ello el traslado de la imagen de la Virgen y la celebración ferial al pueblo, desapareciendo temporalmente la ancestral romería.

Más de un siglo después, en los años 1950 y 1951, se materializó un intento de recuperar la tradición perdida, para lo cual se llevó en romería a la Virgen de la Antigua hasta el paraje de “Carrera-Córdoba” (Molino del Pili), evocando así la costumbre romera  interrumpida. La celebración festivo–religiosa trascurría en una sola jornada, trasladándose en procesión la Virgen al recinto situado junto al río por la mañana y volviendo al pueblo por la tarde, desarrollándose durante las horas de permanencia en el lugar señalado una misa de campaña y varios concursos.

Un desgraciado accidente ocasionado por uno de los carros exornados que conformaban el cortejo tuvo como consecuencia el fallecimiento de una persona, hecho que motivó  una nueva interrupción en la celebración romera en nuestro pueblo, situación que se prolongaría durante tres décadas más, ya que no fue hasta el mes de junio de 1981 cuando la celebración romera en Aguilar de la Frontera inaugura un nuevo ciclo histórico que ha tenido continuidad hasta nuestros días.

Como es conocido, este nuevo periodo traería  novedades importantes con respecto a  tiempos pasados, entre ellas, la más notable es que la Imagen que protagoniza los  cultos festivos-religiosos  no es la primitiva Virgen romera de Aguilar: la Antigua, ni se celebran ya en septiembre,  siendo Nuestra Señora de los Remedios la que acapara esta celebración  que acontece en el mes de junio.

En las tres décadas trascurridas desde la creación de la actual romería son muchos los hitos alcanzados por la cofradía que la promueve, entre ellos destaca la construcción del Santuario que cobija a la imagen los dos días que dura la celebración, templo que, como la primitiva ermita de la Antigua construida en 1543 se sitúa en la ribera del río Cabra, pero en un paraje más alejado del pueblo como es la Fuente de Don Marcelo.

Podemos aseverar pues que el origen de la Romería de Aguilar ahonda sus raíces en los años centrales del siglo XVI, aunque la costumbre y modo actual cuente tan solo con tres décadas de antigüedad.

Antonio Maestre Ballesteros

antib

Pie de foto:

1º Celebración de la Santa Misa en el paraje del “Molino del Pili” durante  la Romería de la Antigua de 1951.

2º Ofrenda a la Virgen de la Antigua de los productos del campo en la Romería de 1951.

3º Procesión de regreso de la romería de 1951. El paso de la Virgen de la Antigua situado junto a la Fábrica de Carbonell en la Carretera de la Estación.