Destrozos-Aguilar1-696x1044

LA ANTESALA DE LAS TORMENTAS

La mañana había amanecido en la provincia con las típicas mínimas veraniegas que rondaron los 20 °C. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMet) había activado avisos amarillos por tormentas y por lluvias de hasta 20 mm en una hora en varias zonas deGranadaJaén y Almería, atendiendo a los modelos de predicción. La provincia de Córdoba se quedaba al margen en un principio. También en el mapa de fenómenos de ESTOFEX(European Storm Forecast Experiment, un equipo de meteorólogos que realiza predicciones sobre fenómenos tormentosos severos), que previó las tormentas más fuertes en el interior este peninsular. La nubosidad fue en aumento y las temperaturas máximas aquel día superaron por poco los 30 °C. En el seno de una vaguada (una zona de bajas presiones situada entre altas presiones, configurada por isobaras en forma de V), una bolsa de aire fríoen altura se había acercado a la península por el golfo de Cádiz y se fue activando pasado el mediodía. En superficie había bajas presiones, que provocaron la advección (transporte horizontal) de aire cálido y húmedo del sur. En la zona de Aguilar de la Fronteraconvergieron dos corrientes cargadas de ese aire, más cálido y húmedo que el que había, una a través del valle del Guadalquivir (corriente del oeste), y otra por el valle del Guadalhorce (corriente del sur). Esa convergencia pudo darse desde por la mañana «pero se intensifica por la tarde, […], debida en gran parte al enfriamiento en niveles medios [por la bolsa de aire frío comentada]» (Riesco, 2012, cap. III, p. 16/24). Eran los ingredientes perfectos para provocar el desastre que se produjo. En definitiva, «el calentamiento diurno, la inestabilidad acumulada y los ascensos generados por la borrasca comenzaron a desarrollar focos convectivos [tormentas] por diferentes puntos del sur y centro peninsular» (AEMet, 2010, p. 3).

LAS TORMENTAS ANEGARON AGUILAR DE LA FRONTERA Y BUJALANCE

En la provincia de Córdoba empezó a formarse un foco al sudoeste pasadas las 20 h, que «creció de forma espectacular y llamativa», y que en poco tiempo «recuerda a una estructura muy adversa, y las altas intensidades de precipitación sugieren que podría ser supercélula severa de alta tasa de precipitación [una “supertormenta” cargada de lluvia]»(AEMet, 2010, p. 5). El desplazamiento del sistema era lento, hacia el este-nordestepero a la vez se generaban y regeneraban nuevas tormentas en sentido opuesto (hacia el oeste-sudoeste, de una manera retrógrada), todos ellos en las proximidades de Aguilar de la Frontera, que dejaban al sistema tormentoso prácticamente estacionario (por ello, en el estudio posterior de Riesco, en 2012, se determinó que se trataba de un “sistema convectivo multicelular” -varias células tormentosas-, en vez de una supercélula severa -una sola célula o tormenta-). Todo lo anterior explica los acumulados de precipitación que iban a darse, llegando a afectar a otras localidades como Puente Genil, Montilla o Bujalance.

Composición nacional de la precipitación estimada por los radares. En el círculo, entorno de Aguilar

La primera tormenta dejó 11.6 mm entre las 20:40 y las 20:50, esto es, torrencial. La lluvia siguió hasta las 21:30, hora en la que el acumulado ascendía ya, en la estación automática de la laguna de Zóñar, a 37 mm. De 21:30 a 21:50 no se registró lluvia. Pero a esa hora llegó lo peor (a las 22 h la AEMet activaba avisos por fenómenos observados, amarillos por tormentas y lluvias en una hora, en Subbética cordobesa y Sierra y Pedroches). El carácter torrencial (intensidad de más de 60 mm/h) se mantuvo durante una hora y cuarenta minutos de forma continua, hasta las 23:30, y en tres intervalos de 10 minutos duplicando incluso el umbral de precipitación torrencial. Por ejemplo, de 22:20 a 22:30 cayeron 23 mm. La precipitación total alcanzaba a las 23:30 los 198.2 mm161.2 mm de los cuales habían caído en esa hora y cuarenta minutos. De 22 h a 23 h, la precipitación fue de 111.6 mm. La lluvia, ya de una menor intensidad, continuó hasta las dos de la madrugada. Tales cantidades de lluvia provocaron una inundación repentina o “flash flood”. El viento se dejó notar también. A las 22:50 se dio una racha de 71 km/h en la laguna de Zóñar. En algunas zonas la lluvia estuvo acompañada por el granizo, como en Bujalance.

Los totales del episodio ascendieron a 218 mm en la estación de Aguilar de la Frontera “Nuestra Señora de Soterraño”213.8 mm en la automática de la Laguna de Zóñar (a 5 km de la primera), 182.5 mm en la estación convencional de la laguna134 mm en Bujalance y 105.9 mm recogidos en solo cuatro horas en el pluviómetro de Montilla perteneciente al SAIH del Guadalquivir. El radar de la AEMet de Sevilla infravaloró en sus acumulados el total en la zona de Aguilar, al marcar 144 mm, mientras que «el radar de Málaga, casualmente el más próximo al lugar de las precipitaciones torrenciales, estuvo fuera de servicio» (Riesco, 2012, cap. II, p. 2/10).

LA EXCEPCIONALIDAD DE LAS PRECIPITACIONES EN AGUILAR DE LA FRONTERA

No hay que olvidar la fecha del fenómeno, en pleno agosto, la estación seca en la provincia. La AEMet destacó que el 83 % de las precipitaciones superiores a 200 mm en 24 horas, en España, se dan en otoño y en el comienzo del invierno. Solamente un 2 % ocurren en verano. La mayoría, además, se produce en el golfo de Valencia, en el entorno del río Guadalhorce y entre Sierra Nevada y la costa (por el “forzamiento” orográfico). La AEMet analizó 887 estaciones andaluzas con al menos 10 años completos de datos, del periodo 1961-2010. En 197 días (un 1 %se superaron los 150 mm en al menos una de las estaciones estudiadas, días que se encontraban mayoritariamente de octubre a diciembre.

La agencia cita únicamente tres fechasen verano, en las que se hayan superado los 150 mm en 24 horas en Andalucía:

– El 31 de agosto de 1969, en el pantano de Guadalhorce, en Alozaina y en Colmenar, todas en Málaga.
– El 9 de junio de 2010, en “Grazalema AMA”, Cádiz.
– El 16 de agosto de 2010, en “Aguilar Nuestra Señora de Soterraño” y “Aguilar Laguna de Zóñar”, de Córdoba.

A excepción de las estaciones de Aguilar de la Frontera, la AEMet señalaba que el resto se situaba en zonas con una orografía compleja y, las de Málaga, expuestas también a vientos del Mediterráneo (gracias a los ríos Guadalhorce y Vélez). Sin embargo, Aguilar de la Frontera se encuentra «al norte del Sistema Bético, en un terreno suave, con poca pendiente y volcada hacia el valle del Guadalquivir» (Riesco, 2012, cap. II, p. 7/10).

Precipitación acumulada cada 10 minutos en Aguilar de la Frontera, laguna de Zóñar, en seis horas

Hasta 2010, el dato de 111.6 mm en una hora era el tercero más alto registrado en España, mientras que los valores de precipitación en dos horas (162.4 mm) y en seis horas (212.6 mm) ocupaban el quinto puesto nacionalA nivel andaluzeran récords los datos de precipitación acumulada en una, dos, seis y doce horas.

LAS CONSECUENCIAS: TRES FALLECIDOS Y CUANTIOSOS DAÑOS MATERIALES

Fue una noche trágica. La inundación repentina producida en Aguilar de la Frontera provocó una riada que arrastró gran cantidad de vehículos. En uno de ellos fallecieron dos personascerca de la laguna de Zóñar. La tercera víctima mortal fue un vecino de Bujalance al que se le cayó encima un muro particular. Entre las 23 h del día 16 y las 8 h del día 17 hubo más de 200 incidencias en el servicio de emergencias de Córdoba, según la AEMet, la mayoría por inundaciones de garajes, viviendas, carreteras y vía férrea. También hubo importantes pérdidas en el campo.

La AEMet consideró que el caso de Aguilar de la Frontera fue excepcional por las lluvias torrenciales, ocurridas de noche y en un valle del interior, así como por la gran dificultad de prever con antelación una situación tan singular. En la provincia de Córdoba no había datos, al menos desde 1971, que superasen los 200 mm en un día, en ninguna estación.

Cordópolis