12063659_158650474482039_7002673866570148458_n

De cuando el babi blanco era distintivo, no de un colegio, sino de una edad y una  época. Durante décadas fue de obligado vestir como prenda propia y característica de la edad escolar. Con ella crecieron  uniformados los niños y niñas  de los colegios de Aguilar durante las décadas centrales del pasado siglo XX. Generaciones de aguilarenses recuerdan sus años de infancia ligados a tan característica vestimenta