???????????????????????????????

Antonio Maestre Ballesteros

CALLE ERAS 

La calzada de esta calle ocupa parte del trazado del primitivo camino de la Cañada de los Pozos, una vez que éste superaba la intercesión con el que, desde la ermita de la Veracruz, se dirigía a la cruz de Monturque por la Dehesa Vieja, correspondiente a la actual calle la Rosa. Una descripción del camino referido con anterioridad a la construcción de las primeras casas se recoge el Catastro de Ensenada bajo estos términos:

 

Otra pieza de tierra de sembradura de secano al sitio de la Cañada de los Pozos distante de esta villa un tiro de piedra que consiste en seis celemines de buena calidad  y se siembra un año de trigo, otro de cebada y otro de semillas. Confronta a levante con el camino de la huerta del Pino, a poniente con otro que sale de la calle los Pozos a la Fuente Nueva y al norte con don Francisco de toro Sotomayor y al sur con el Santo Hospital[1]

 

El tramo de camino a que hace referencia el dato, situado entre la salida de la calle los Pozos y la Fuente Nueva, se transformó, a lo largo de los siglos XVIII, XIX y XX, en tres calles diferentes, abarcando cada una de ellas un tramo distinto del citado camino. La más antigua de las tres se originó durante la segunda mitad del silo XVIII, justo en los terrenos inmediatos a la calle los Pozos, y se denominó calle Eras. La segunda en antigüedad se denominó calle del Huerto, y surgió a principios del siglo XIX en el tramo del más cercano a la Fuente Nueva. La tercera abarcó el tramo central o intermedio que había quedado sin urbanizar entre las calles Eras y Huerto, y se configuró como vía urbana durante la década de 1920, recibiendo el nombre de calle Don Vicente.

Los primeros edificios o casas de la calle Eras se levantaron en torno a los años centrales del siglo XVIII, ya que los registros más remotos hallados sobre la misma se fechan en 1760. En ese tiempo ya existían en este lugar algunas casas y un molino aceitero propiedad de Vicente Mejías:

 

Cristóbal de Soto obliga su persona y vienes habidos y por haber, y especialmente las casas de su habitación en calle Eras, linde con otras casas molino de aceite de don Vicente Mejías[2].

 

Su primer asiento en los padrones de habitantes se produjo en 1768, contando en dicho año con dieciséis viviendas, número suficiente para justificar que la demarcación de solares en la calle debió acontecer con anterioridad a esa fecha[3]. En este primer padrón aparecen como vecinos un total de dieciocho personas:

 

NOMBRE DE LOS VECINOS DE LA CALLE LAS ERAS EN 1768
Cristóbal de Gálvez de la Morena
Antonio Panadero
Pedro de Campos
Miguel Gutiérrez
Francisco de Bogas
Juan del Pino
Diego del Pino
Antonio Redondo
Josefa Redondo, viuda
Bartolomé López
José del Pino Hondero
Francisco Prieto
Marcos López
Juan Manuel Zurita
Pedro López
Maria de Estrada
Francisco Cabello
Sebastián de Varo

 

AMA. Padrón de Habitantes 1768. Leg. 208. Elaboración Propia

 

El crecimiento urbano de esta zona de la población durante la segunda mitad de dicho siglo fue bastante reducido, ya que en 1789 contaba con tan solo diecisiete casas[4], una más que en 1768. Una evolución similar tuvo el número de vecinos, cuyo crecimiento no alcanzó más allá de los veinticinco, sólo varios más que en el citado año.

El desarrollo más acentuado se produjo durante las primeras décadas del siglo XIX, en las que se llegó a contabilizar un total de veinticuatro casas y un número mayor de vecinos, al estar algunas de ellas habitadas por varias familias. Prácticamente desde el origen de la calle la composición social de sus vecinos respondió a la de trabajadores agrícolas, fundamentalmente jornaleros, que de forma mayoritaria ocupaban el primer puesto del escalafón de oficios que presentaba en el padrón de habitantes de 1821:

 

OFICIO  VECINOS QUE LO EJERCEN
Campo  18
Hortelano    1
Mulero    1

AMA. Padrón de Habitantes 1821. Leg. 210. Elaboración Propia

 

En 1823 aparece como propietario del molino Francisco Franco Areco[5]. En 1837 se registra en una casa sin numerar una tienda o comercio propiedad de María Arjona, de treinta y dos años y de condición viuda[6]. Como refleja el dato anterior, en el transcurso del siglo XIX experimentó un leve incremento en el número de casas, alcanzando el número de veinte y ocho en 1870. En el padrón de habitantes de ese año aparecen numeradas las dos aceras, abarcando del 1 al 27 y del 2 al 28. En dichos inmuebles habitaban un total de doscientas veinte personas[7]. A mediados del siglo se conocía o denominaba al molino de la calle como el de doña María de la Asunción, y aparecen como propietarios o arrendadores José Atanasio Lucena en 1858[8] y Rafaela Arias Quiroga en 1878[9].

Durante la primera mitad el siglo XX no experimentó ninguna alteración en su trazado. En 1928 presentaba como numeración del 1 al 31 y del 2 al 28[10]. Durante la década de 1930 aparece la única tienda o comercio establecido en ella a lo largo de esos años, correspondiente a la abacería propiedad de Baldomero Prieto Manrique[11].

En los años finales de la década de 1960 se acometieron las obras de adoquinado de la calzada y enlosado de las aceras. En 1975, y de forma excepcional, se produjo la unificación de las calles Pozos y Eras bajo la misma nomenclatura, recibiendo ambas el nombre de Ana María Soto y Alhama[12]. Esta situación se mantuvo hasta 1979 en el que, por acuerdo Municipal, se rotularon cada una de ellas con sus primitivos nombres[13]. En los años finales del siglo XX se produjo un incremento considerable del número de viviendas y vecinos al derribarse el molino aceitero para ocupar su solar con la construcción de nuevas casas, lo que ha permitido igualar con viviendas la extensión de ambas aceras.

 

NOMENCLATURAS

 

CALLE LAS ERAS: en el acervo agrícola se denomina como “era” al lugar, preferentemente llano y cercano al pueblo, donde los agricultores realizaban las labores de trilla y aventado del grano. La presencia de varios de estos espacios en las cercanías a la Cañada de los Pozos y Dehesa Vieja, provocó que ha dicho lugar se le denominase o conociese popularmente como  “las eras”, denominación que recibió la nueva calle que se originó en esta zona de la población a mediados del siglo XVIII.

 

 



[1] AMA. Catastro de Ensenada – seglares, Leg. 393.

[2] AMA. Cuentas de Propios 1760, Leg. 382.

[3] AMA. Padrón de Habitantes 1768, Leg. 208.

[4] AMA. 1789, Leg. 209.

[5] Ibidem. 1823, Leg. 210.

[6] Ibidem. 1837, Leg. 213.

[7] Ibidem. 1870, Leg. 223.

[8] AMA. Padrón de Matrícula de Molinos Aceiteros 1858, Leg. 483.

[9] Ibidem. 1873, Leg. 483.

[10] AMA. Padrón de Edificios y Solares 1928, Leg. 471.

[11] AMA. Padrón de Contribución Industrial 1933, Leg. 483.

[12] AMA. Acta Capitular 25 abril 1975, Leg. 150.

[13] Ibidem. 25 mayo 1979, Leg. 151.