??????????

Fechada en marzo de 1982, esta fotografía del  Señor de la Borriquita situado sobre una mesita en el lugar que ahora ocupa su altar en  la Parroquia del Carmen,  constituye la imagen más emblemática  del resurgir  de la  Semana Santa de Aguilar  tras los difíciles años que atravesó el mundo cofrade  local en la década de los Sesenta del pasado siglo XX.

Un grupo de personas rescataron a la sagrada efigie de las atarazanas del templo donde permanecía olvidada desde hacía décadas, e iniciaron los pasos para reponer su cofradía y procesionarla nuevamente  por las calles de Aguilar en la tarde del Domingo de Ramos.