Explorar0007

El paso inexorable del tiempo va tejiendo sobre la memoria los recuerdos de épocas pretéritas en  el devenir de nuestra vida. Los años pasan evocando momentos vividos mientras  los cimientos de nuestra historia se van nutriendo de imágenes y retratos que perdurarán por siempre en lo más recóndito de nuestro ser. Imágenes que marcaron nuestra infancia y juventud y que, como esta fotografía tomada en el Molino del Pili en una jornada de convivencia de los militantes del Partido Comunista, nos evocan a personas cuya memoria permanece imperecedera en la alhacena de nuestros afectos.