img_x_3_293

Todos los grupos municipales han dado respaldo a la iniciativa planteada por PP, IU y PA para montar un servicio de vigilancia rural en el término municipal durante la presente campaña de recolección de la aceituna, con el objetivo de evitar los asaltos y robos que se están produciendo, y  el consiguiente perjuicio a los agricultores, que además de soportar  el detrimento económico por la pérdida de producto se ven damnificados por el daño que sufre los olivos.

Para poder articular esta medida de seguridad, el Ayuntamiento concederá una subvención de 12.000 euros a la Sociedad de Cazadores, entidad que será quien adjudique el servicio a una empresa especializada, que iniciará sus trabajos a partir del próximo día 1 de enero. Esta labor cumplimentará la que ya viene realizando la Guardia Civil a través de sus medios. El nuevo servicio privado centrará su acción en horario nocturno de 9 de la noche a 6 de la mañana, intervalo horario en el que suelen producirse estos robos. Así se acordó en el Pleno Municipal celebrado en la noche de ayer jueves.