IMG-20180113-WA0033

La Carrera Urbana Internacional “Noche de San Antón” ha contado un año más con una nutrida representación de atletas de Aguilar.  La carrera se desarrolla en el entorno urbano de Jaén, partiendo y terminando en la Avenida de Andalucía. Los atletas corren por las calles jiennenses, aún adornadas con las luces navideñas de acuerdo con el dicho de «Hasta San Antón, Pascuas son», mientras los espectadores les animan a la vez que portan antorchas, especialmente en el tramo final de la competición. Esta costumbre, derivada de las hogueras de San Antón, que a su vez se inspiran en fiestas profanas y campesinas, se ha convertido en uno de los principales iconos de la carrera. Tras el término de la prueba, los jiennenses queman estas antorchas en las hogueras, donde se cantan melenchones y se comen rosetas.

Debido al carácter popular de la carrera, todos los atletas participantes reciben medallas conmemorativas a su llegada a meta. El premio destinado a los vencedores masculino y femenino de esta prueba, aparte del correspondiente trofeo, consiste en una cantidad, equivalente al propio peso del atleta, de aceite de oliva, el “oro líquido” de Jaén.

El pasado sábado 13, los corredores y acompañantes del club Amo Allá se trasladaron a Jaén compartiendo autocar con los amigos del club Runner Pura Cepa de Moriles. Se trataba de echar un buen rato y disfrutar de la fiesta y del gentío que se vuelca año tras año arropando a los corredores. Destacar la constancia de Diego Igeño, con 14 participaciones y el buen tiempo realizado por Yassine Hammad con su 75ª posición. También participaron Ana García, Rocío Ruiz, Antonio Cabello, José A. Martín, Manuel Muriel, José García, José R. Álvarez, Francisco Espino, Nicolás Ruiz, Cristóbal Belmonte y su hijo Isaac.