mani-13bis

Hace casi un siglo que se escuchó por primera vez el grito de “¡Viva Andalucía Libre!” y ocurrió en Córdoba. Sucedió en una de las mayores manifestaciones (en números relativos sobre habitantes frente a asistentes) que haya acogido la ciudad en su historia. Y fue el 17 de febrero de 1919. Ese día, unos 12.000 jornaleros y obreros de Córdoba se echaron a la calle en una protesta donde se pedía una reforma agraria. Y por esas fechas, también, se reunía en la ciudad la conocida como Asamblea de Córdoba, donde se firmó un manifiesto considerado como fundacional e incluido en el Estatuto de Autonomía como uno de los precedentes para considerar a Andalucía como una “realidad nacional”.

El grito de “¡Viva Andalucía Libre!”, usado en decenas de manifestaciones andalucistas, especialmente durante la Transición, fue escuchado y recogido por primera vez en Córdoba por el historiador Juan Díaz del Moral, en su obra Historia de las agitaciones campesinas andaluzas. Antecedentes para una reforma agraria (1929). Díaz del Moral, nacido en Bujalance, llegó a ser diputado por Córdoba durante la II República.

La histórica manifestación obrera y jornalera de 1919 fue organizada por el Centro Andaluz de Córdoba y encabezada por una pancarta blanca con la única inscripción de “¡Viva Andalucía Libre!”. Este dato está corroborado y documentado por Enrique Iniesta Coullaut-Valera –biógrafo de Blas Infante- en el segundo tomo de Blas Infante. Toda su verdad. Volumen II (1919-1933) (2003).

“De banderas, carteles, etc., lo que más ha llamado la atención ha sido el lienzo llevado por un grupo de jóvenes, con la inscripción siguiente: ¡Viva Andalucía libre!”, describe Díaz del Moral en su crónica de aquella jornada.

“La manifestación anticaciquista, fue un éxito formidable. Aunque, como atrás decimos, la iniciaran y organizaran las Sociedades Obreras, éstas habían invitado atentamente al acto a las fuerzas izquierdistas, por lo que al comicio aportaron su concurso y entusiasmos, el Centro Andaluz, el Centro Obrero Republicano, la Agrupación Socialista, el Centro Republicano del distrito 7º, la Juventud Republicana Socialista Federal. Asistieron asimismo los representantes en la Diputación y el Ayuntamiento de la coalición regionalista republicana, señores salinas, diputado, y Azorín, Guerra, Cáceres, Troyano, Garrido, Urbano, Suárez Aranda y Vaquero, concejales”, detalla la crónica para la revista.

Juan Díaz del Moral, nacido en Bujalance en 1870 y notario d(por oposición ganada en 1898), fue discípulo de Federico de Castro y de Giner de los Ríos -también lo fue de Sales y Ferré en la Universidad de Sevilla-, y amigo de José Ortega y Gasset.

La Asamblea de Córdoba de 1919 fue una asamblea autonomista de la Junta Liberalista de Andalucía en la que se aboga por la abolición de los poderes centralistas en España y por la creación de una Federación Hispánica. En la asamblea se acordó el Manifiesto andalucista de Córdoba, denominado Manifiesto de la Nacionalidad, que proclama la necesidad de que Andalucía se constituya en una “democracia autónoma” y la llegada de “la hora suprema en que habrá de consumarse definitivamente el acabamiento de la vieja España”. Los autores del manifiesto, entre los que se encuentran Blas Infante y varios miembros de los Centros Andaluces, asumen como referencia la constitución de la Asamblea Federalista de Antequera de 1883 y la Asamblea de Ronda de 1918, en la que se proclamó a Andalucía como una “realidad nacional” y “una patria”.

 Cordópolis.