Fachada

La Ruta del Vino Montilla Moriles, entre bodegas y museos, ha registrado durante el año 2017 un total de 19.529 visitantes, lo que supone un crecimiento del 6,48% respecto a los datos obtenidos durante el año anterior.

Según ha indicado la organización en una nota, cabe destacar que el número de visitas a bodegas ha aumentado “considerablemente” con respecto al año 2016, en un 7,93%, además de recuperar la bajada que se produjo en ese año con respecto al año 2015.

El resultado arrojado por estos datos definitivos confirma el “crecimiento del sector vitivinícola, suponiendo solo una parte de la cifra total de negocio generada por el enoturismo en la Ruta del Vino Montilla Moriles”, ha señalado la organización.

Estas visitas generan en el destino un impacto económico que “no solo beneficia a bodegas, lagares y museos/centros de interpretación del vino, sino también al sector de restauración, hostelería y comercios, entre otros”.