DSCN5067

Como centinela luminoso, guardián del tiempo y la historia, franquea las blancas paredes del arco de Pescaderías la ornamentada farola, filigrana de cristal y forja, alumbrando el acceso a la ochava Plaza  de San José, donde se recoge el crepúsculo del estío veraniego.