DSCN4228

Elevada sobre dos palmeras, el frondoso verdor de un esbelto ciprés y las recias ramas de un Schinus molle (falsa pimienta),  la Torre del Reloj dibuja su airosa silueta  sobre el azul turquesa del cielo, ofreciendo una curiosa y poco conocida perspectiva del popular y singular  monumento aguilarense.