descarga

La oferta formativa y laboral en la provincia de Córdoba no está distribuida de manera igualitaria, pero ni siquiera desde el punto de visita territorial, ni temático. Ésta es una de las conclusiones del Estudio y análisis de necesidades formativas de la provincia, elaborado por la Diputación, y que pone en evidencia tanto las carencias de formación laboral que existen, como sus puntos fuertes, y su repercusión entre los jóvenes de entre 16 y 29 años para su integración en el mercado de trabajo. El informe hace, sin duda alguna, una más que completa radiografía de las necesidades formativas y de los sectores que las comarcas han de potenciar para crecer y fijar a la población joven a su territorio.

El documento expone, entre otros aspectos, que en el ámbito de la Formación Profesional Específica, un 88% de los ciclos ofertados pueden cursarse en la capital; los datos corresponden a la oferta educativa del curso 2016-2017. Sin embargo, existen comarcas en las que las posibilidades de estudiar ciclos formativos son extremadamente limitadas, con menos del 10% de los ciclos ofertados. Solo en la comarca de la Subbética, con 14 ciclos formativos (38,78% del total), existe una oferta variada de Formación Profesional Específica. En el caso de la Formación para el Empleo, en la capital existen 76 especialidades inscritas o acreditadas; entre las comarcas que conforman el territorio de la provincia, sólo en la Campiña Sur y la Subbética se pasa del 50%. En el Valle del Guadiato escasamente se alcanza el 20%. En cuanto a la distribución por actividades económicas, en la Formación para el Empleo “llama la atención la escasez general de acreditaciones relacionadas con el sector agroalimentario, dato especialmente llamativo si se tiene en cuenta que se trata de uno de los pilares de la economía provincial”, subraya el informe. Dentro de la actividad Turismo y Hostelería las acreditaciones están algo mejor repartidas, pero sólo en la Subbética se oferta un ciclo formativo, concentrándose el resto de la oferta en la capital. Por ello, los autores del estudio proponen desarrollar una oferta formativa “coherente con las necesidades formativas de los sectores más dinámicos de la economía provincial requiere por tanto un esfuerzo precedente”.

Por comarcas, la que se encuentra en peor situación es la del Valle del Guadiato, mientras que la tiene las mejores condiciones es la de la Subbética.

El informe, además, recoge que más de un tercio de la población joven de la provincia de Córdoba reside en la capital, frente a menos de un 4% lo hace en el Valle del Guadiato. En muchos municipios existen menos de quinientos jóvenes, y en la mayoría, sobre todo en las comarcas de la zona Norte, no llegan a mil.

El principal sector empleador de jóvenes es el de servicios (62,02%), seguido por la agricultura con un 25,37%, mientras que el de la industria es un 3,6%, por debajo incluso de la construcción (9,01%). La agricultura es la principal actividad empleadora de jóvenes, triplicando a la segunda, servicios de comidas y bebidas. Entre las diez ocupaciones más contratadas a lo largo de 2014, cuatro se incluyen en el sector de la agricultura: peones agrícolas y camareros son las ocupaciones más contratadas; la mayor parte de contratos se refiere a puestos con poco nivel de cualificación.

Por comarcas, el estudio desvela algunas necesidades a cubrir. Por ejemplo, en el Alto Guadalquivir alerta de la necesidad de que los jóvenes obtengan certificados de profesionalidad -instrumentos de acreditación oficial de las cualificaciones profesionales- en el sector agroalimentario, mientras que en la Campiña Sur, en servicios avanzados a las empresas. En Los Pedroches, por su parte, certificados de profesionalidad relacionados con la ganadería y la industria lechera y cárnica, y en la Subbética relacionados con la agricultura, olivar, vid y herbáceos. Certificado en ocupaciones relacionadas con la restauración, y el turismo medioambiental es la propuesta para el Valle del Guadiato y para la Vega del Guadalquivir, centrados en la comercialización, la informática y el comercio exterior.