1239018_1

Las fresquísimas máximas de julio de los últimos cuatro días en Córdoba, que han estado rondando entre los 31 a 34º C, darán paso a partir de hoy y mañana a un sensible aumento de las temperaturas, hasta los 38º C previstos para mañana, pero con un posterior ligero descenso que dejará el mercurio entre los 36 y 37º el resto de la semana, según preveía ayer la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las cifras no son de récord, al menos comparándolas con el mes de julio de 1977, oficialmente el mes de julio más fresco de la historia en Córdoba con 24,5º C de media de máximas y mínimas. De hecho, y hasta ayer, ese mismo valor en el presente mes de julio en sus 15 primeros días se mantiene en 25,3º C. No es de récord, pero al menos está muy lejos del año pasado, donde se batieron varios récords en Córdoba, como el mayor número de días con máximas por encima de 40º C y, sobre todo, la máxima absoluta de España en la historia en la res principal de observatorios españoles desde 1920, con 46,9º C el 13 de julio.

Paralelamente a las máximas de los próximos días, también las mínimas van a subir entre hoy y mañana en Córdoba, aunque mucho más moderadamente y hasta llegar a entre 18 y 19º C, una horquilla en la que se mantendrá el resto de la semana. Aún estarán por debajo de las llamadas noches tropicales, en la que el mercurio no baja de 20ºC y se hace muy difícil conciliar el sueño.