RBS C2 36

Las imágenes capturadas  en las viejas fotografías nos permiten ver cómo era el paisaje urbano y el callejero de nuestro pueblo y apreciar  la evolución que ha experimentado en las últimas décadas. Medio siglo de antigüedad atesora esta bonita instantánea de la vertiente norte de la calle Desamparados, cuya cumbre se corona con dos emblemáticos monumentos: la Torre de Reloj y la antigua iglesia de los Desamparados. Este emplazamiento comenzó a urbanizarse en el siglo XVIII, y en el XIX se levantaron en esta vertiente del cerro varios molinos aceiteros, cuyas construcciones aún estaban en pie en la década de 1970, fecha en la que se tomó esta fotografía.