1240133_1

Anoche comenzó la 21ª edición de la Noche de la Media Luna, un proyecto turístico-cultural que desde hace 20 años se viene desarrollando con gran éxito gracias al esfuerzo del Ayuntamiento, de Diputación y de un centenar de voluntarios.

Cada año aborda diferentes etapas de la Edad Media en las que los personajes y los hechos ocurridos en estos lugares tuvieron gran repercusión en la historia de la provincia y de toda Andalucía.

La edición de este año se centra en los acontecimientos que, en la segunda mitad del siglo XV, rodearon la construcción del nuevo castillo de Aguilar de la Frontera, durante el gobierno de don Alonso de Aguilar. Un centenar de voluntarios representaron varias escenas a lo largo de un recorrido que se iniciaba en la iglesia del Soterraño y transcurría por otros lugares emblemáticos de la localidad como el barrio de la Villa o los yacimientos del Cerro del Castillo.

Ante la mirada atenta de los 360 espectadores que anoche participaron en alguno de los tres pases sucesivos, desfilaron personajes legendarios como don Alonso de Aguilar, el Obispo de Córdoba Solier, el Conde de Cabra, el rey de Granada, Francisco Ramírez de Madrid, Catalina Pacheco, Francisca Carrillo o Isabel de Solís. El trayecto comienza y termina en un mercado medieval, de carácter abierto, en el que los visitantes pueden ver todo tipo de atracciones, así como degustar comidas y bebidas con sabores típicos de la gastronomía medieval.

OTROS TRES PASES ESTA NOCHE // Esta noche habrá otros tres pases de las representaciones, que serán a las 22.00, 22.30 y 23.00 horas, para que otras 360 personas puedan, por arte de magia, retroceder a la Edad Media y disfrutar del espectáculo.

El mercado medieval sí que permanecerá abierto mañana domingo.

La Noche de la Media Luna es una iniciativa que ya ha alcanzado su madurez gracias al empeño de la delegación municipal de Cultura para poner en valor el patrimonio y el casco histórico de la Villa, al apoyo de Diputación de Córdoba, a la denodada entrega del coordinador del proyecto, Francisco Cabezas, y al esfuerzo de un centenar de voluntarios que cada año priorizan este proyecto común que ya se ha convertido en uno de los más importantes referentes turísticos del verano en nuestra provincia.

José Sierra